El Ayuntamiento de Vitoria subirá los impuestos de cara al próximo año, según acaba de reconocer el alcalde, Gorka Urtaran.

El primer edil se ha referido, en rueda de prensa, a varias cuestiones de marcado carácter económico. Donde ha demostrado su escaso conocimiento de estas cuestiones en varios capítulos.

Subida de Impuestos

Primero ha dicho que su «idea inicial» es incrementar los impuestos con subidas no superiores al IPC. Es decir, al 0,4 por ciento (datos interanuales). Pero unos segundos después ha matizado:; «y de superarlo (el 0,4%) en algún caso, será excepcional y justificado».

O sea, primero un límite del 0,4 por ciento, pero luego no. Un ejemplo: el Ayuntamiento de Bilbao subirá la carga fiscal un 0,2 por ciento, lo que significa que Vitoria tiene la idea de doblar el ascenso de la capital vecina.

Las ordenanzas fiscales para 2016 se presentarán, según ha dicho el alcalde, a primeros de octubre para poder aprobarse a mediados de diciembre. Ese plan se lo pasará a los partidos políticos y al Consejo Social.

Prioridades

Para los presupuestos ha anunciado que trabajan en la línea de establecer dos bloques: los gastos fijos que deben asumirse (sueldos, luz, limpieza….) y las prioridades. En este sentido, ha solicitado a los técnicos que establezcan un orden para poder elegir. La idea final es presentar el proyecto de presupuestos a finales de octubre, una vez escuchado al Consejo Vasco de Finanzas que determinará el reparto del Fofel que toca a Vitorias.

El PP ha reaccionado inmediatamente a esta propuesta y ha manifestado su “preocupación” ante los “recortes” anunciados esta mañana por Gorka Urtaran en el presupuesto.

Ante este anuncio, PP Vitoria exige al Gobierno municipal de Vitoria que “explique a la ciudadanía qué cuestiones no son prioritarias para el PNV y por tanto va a recortar”.

Deuda de 104 millones de euros

Durante su intervención, y a preguntas de los periodistas, ha dicho que la deuda del Ayuntamiento es de 104 millones de euros.

Ha insistido en que la situación económica de la ciudad es «muy delicada» (68 millones de déficit) y que debe actuar en dos direcciones: contención del gasto en partidas no prioritarias (recortes, en cristiano) y aumento de ingresos (subida de impuestos, en cristiano).

Ha anunciado otras medidas. Repetitivas desde hace tiempo, con pocas novedades: fraccionar y retrasar el pago del IVA (acuerdo ya con la Diputación) y acceso a las reservas de Amvisa por valor de 5,5 millones de euros. Para ello tasará el edificio «Gure Txokoa» y que lo compre la sociedad de aguas. Eso sí, habla de un dinero concreto pero no conoce el resultado de la tasación.

Insiste en dar dinero al Gobierno Vasco

Otra reflexión tiene que ver con sacar de Gilsa 8 millones de euros a cargo de la apuesta de Mercadona. Ese dinero se lo repartirán por posiciones accionariales de la siguiente manera: 4,5 millones el Consistorio y 3,5 el Gobierno Vasco a través de Sprilur.

Ha dicho que lo hará mediante una reducción de capital, en vez de la vía natural de reparto de dividendos.

Petición de préstamo de 7 u 8 millones de euros

También ha anunciado que pedirá un préstamo de 7 u 8 millones de euros. Reconoció también que aún no ha iniciado las negociaciones con los bancos. Hay que recordar que antes del verano se barajaba pedir 25 millones de euros. Esta reducción en la petición del préstamo demuestra que la situación no era tan alarmante.

Pide ayuda al PP

El alcalde ha pedido al PP que «arrime el hombro» para poder acceder a un fondo del Gobierno central que permita fraccionar el pago de sentencias perdidas, que asciende a 15 millones de euros y que tiene cero de interés.

«Son responsables políticos de esta situación» (económica). Y quiere que Maroto trate de convencer «a sus compañeros» de Madrid que Vitoria pueda acceder al citado fondo.

IAE, los empresarios y las promesas electorales

Una de las promesas electorales de Urtaran fue reducir el 41 por ciento de subida del IAE a las grandes empresas de la ciudad. Sin embargo, ha reconocido que ahora lo pone en duda y cree que será difícil rebajarlo en este ejercicio por la situación económica.

 

 

 



Dejar respuesta