Otra persecución en Vitoria a un ladrón
foto ajena a la información

Tres personas han sido detenidas acusadas de comprar bienes con dinero falso y de realizar diversas estafas al prestar dinero falsificado a víctimas que les pagaban comisiones en dinero de curso legal. La historia empieza en Vitoria.

La operación, desarrollada por efectivos de la Guardia Civil de Álava y coordinada por el Juzgado de Instrucción número 1 de Vitoria, ha permitido esclarecer cuatro delitos ocurridos en Madrid.

Todo comenzó cuando un vecino de Vitoria puso en conocimiento del Instituto armado que había sido víctima en la capital de España de una estafa en la compraventa de un vehículo.

La víctima recibió una elevada suma de dinero en concepto de comisión por la venta de un vehículo, pero una vez realizada la transacción comprobó que el dinero que había recibido no era de curso legal.

La Guardia Civil inició la operación «Inspirado II» ya que los hechos tenían semejanza con los investigados con otras operaciones desarrolladas en enero y febrero del año pasado, en la que fueron detenidas varias personas acusadas de estafar por valor de 580.000 euros.

Para llevar a cabo las estafas sus autores creaban un ambiente ficticio de confianza en las víctimas que, dada su precaria situación económica, buscaban financiación.

Los autores de las estafas incluso recurrían al alquiler de oficinas para representar sus encuentros y dar apariencia de veracidad a todas sus acciones.

La denuncia investigada en esta ocasión por la Guardia Civil posibilitó el esclarecimiento de otros tres hechos delictivos, todos ellos llevados a cabo en Madrid, y cuyas víctimas procedían de diferentes lugares de la geografía española.

El pasado 14 de junio, ante la sospecha de que los miembros de esta organización pudieran estar llevando a cabo una nueva estafa, miembros de la Policía Judicial de Álava se desplazaron a Madrid donde localizaron a las tres personas que luego iban a ser detenidas manteniendo un contacto con otras dos en un local de la ciudad.

Posteriormente se fueron a una oficina donde supuestamente iban a llevar a cabo la estafa, en esta ocasión, la formalización de un préstamo, que iba a ser dado en moneda falsa, a cambio de una comisión de un bitcoin.

Antes de que la víctima llevara a cabo la transferencia, los agentes intervinieron y detuvieron a tres personas como presuntos autores de un delito de organización criminal, cuatro delitos de estafa y falsedad documental.

Los investigadores hallaron en el momento de la detención 743.200 euros en billetes falsos y 11.500 euros en billetes de curso legal que eran utilizados para dar veracidad al conteo del dinero ante la víctima.

La Guardia Civil ha explicado este jueves que la investigación ha sido extremadamente compleja debido a la gran cantidad de identidades con que estas personas contaban para convencer a sus víctimas y en todas sus apariciones incorporaban un importante «atrezzo» a fin de hacer creíbles sus timos.

El método utilizado por los estafadores es el conocido como «rip deal», que consiste en apropiarse, en ocasiones con violencia, de importantes cantidades de dinero, ya sea en efectivo o en criptomonedas, u otros bienes a cambio de billetes falsos.

En este caso, los delincuentes establecen contacto con personas que necesitan rápida financiación para sus negocios, bien directamente o a través de intermediarios, a quienes se presentaban como adinerados empresarios de notable solvencia económica interesados en financiar negocios.

Con el fin de convencer a la víctima, los miembros de la organización escenificaban reuniones en hoteles de lujo de distintas ciudades, a las que acudían con ropa de primeras marcas, joyas, complementos caros y con identidades falsas a fin de dar credibilidad a sus actuaciones.

En el caso de inversiones u operaciones crediticias simuladas los delincuentes planteaban a sus víctimas la necesidad de tener que abonar, en una primera operación, un porcentaje considerable del importe total de crédito, en concepto de comisiones, intereses o con el fin de cubrir gastos de trámite. EFE



1 Comentario

  1. Tipica cryptonoticia en la que tras un relato con tintes épicos, de que ha pasado una estafa en un sitio, y un poli listo descubierto un estafador listo y un estafado tonto, lo único claro es lo del rip deal, un tocomocho de toda la vida pero que dicho asi de claro, parece otra cosa. Total, para una estafa infima, como la del senegales a lanbide.

Dejar respuesta