La lápida de la tumba del dirigente socialista asesinado por ETA en febrero del año 2000 en Vitoria, Fernando Buesa, ha sido atacada esta pasada noche por unos desconocidos que la han rociado de pintura roja.

La lápida, además del nombre del que fue vicelehendakari y portavoz socialista en el Parlamento Vasco, recoge la frase: «Fue un hombre de paz. Defendió la libertad de todos con la palabra».

La Fundación que lleva el nombre del político asesinado por ETA ha denunciado lo sucedido a través de las redes sociales y ha sostenido que «el discurso del odio sigue presente» en la sociedad y que «lejos de ignorarlo», hay que «denunciarlo y rechazarlo sin matices para deslegitimar el terrorismo».

En redes sociales, el lehendakari, Iñigo Urkullu, ha manifestado su estupor por este ataque, que «merece un rechazo y una condena sin paliativos, ni eufemismos». Tras mostrar su apoyo a la familia de Fernando Buesa, ha señalado que «atacar una sepultura es repugnante y carente de todo principio humanista. Es un muestra de embrutecimiento y deshumanización.».

Asimismo, ha opinado que la inmensa mayoría de la sociedad vasca «se avergüenza» de este tipo de actos y defiende una convivencia «basada en el respeto al pluralismo y a los derechos humanos».

El delegado del Gobierno en el País Vasco, Denis Itxaso, también ha condenado este ataque y ha señalado que «las heridas y el dolor que dejaron las décadas del terrorismo no cicatrizarán mientras persistan acciones de odio e intransigencia como la agresión sufrida hoy en el panteón donde descansan las cenizas de Fernando Buesa».

Itxaso ha añadido que «el reto es la convivencia, y hay que seguir peleando por ello».

El alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, que ha ordenado la limpieza de la lápida en el menor tiempo posible, ha manifestado su solidaridad con la familia y los allegados de Fernando Buesa, así como su condena «más rotunda a este nuevo ataque». «En Vitoria no queremos ni violencia, ni violentos que vulneran los derechos humanos», ha sentenciado.

El diputado general de Álava, Ramiro González, ha condenado el «inadmisible» ataque a la tumba y memoria del que ocupó también este cargo y ha denunciado que «todavía quedan quienes no respetan a quien piensa diferente».

El Ararteko, Manuel Lezertua, también ha condenado este acto de «vandalismo, abyección moral y odio inadmisible» y ha animado a la familia de Buesa a continuar «su importante papel de deslegitimación del terrorismo».

Los partidos han mostrado asimismo su repulsa a este ataque. La secretaria general del PSE-EE y candidata a lehendakari, Idoia Mendia, ha destacado que la memoria de un socialista como Buesa «está muy por encima de la catadura moral de los que pretenden hacer exhibición de su falta de principios democráticos».

El presidente del PNV en Álava, José Antonio Suso, ha opinado en declaraciones a Efe que este ataque demuestra el «largo camino democrático que les queda por recorrer» a sus autores y ha considerado que estos actos «perversos e intolerables acrecientan el dolor de una familia» y «entorpecen la convivencia», máxime a unos días de unas elecciones.

EH Bildu ha publicado un tuit en el que muestra su «rechazo más absoluto al ataque al panteón de la familia Buesa» a la que expresa «toda» su solidaridad.

Ana Beltrán, del PP, ha denunciado que «el culto al odio sigue presente en el Páis Vasco y debe ser combatido con firmeza, con un discurso de ano tendida a los herederos de Batasuna».

Edmundo Bal (Ciudadanos) se ha referido en términos parecidos al ataque a la tumba de Buesa, un «demócrata valiente a quien ETA asesinó de la forma más vil y cobarde» y ha dicho que «el odio sigue todavía muy presente en elPáis Vasco», donde «queda mucho por hacer para que triunfe la libertad».

Sara Buesa, hija del político asesinado, también en las redes sociales, ha expresado la tristeza y el disgusto de la familia, y ha señalado que el odio «se combate con amor y el mal con bien. El silencio y la inacción revictimizan. Defender la libertad y combatir el odio es cosa de todos».

Podemos ha suscrito estas palabras de Sara Buesa, que han citado en Twitter.

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo del País Vasco, Covite, ha mostrado su «más firme condena al deplorable ataque» y ha afirmado que «ETA ya no mata, pero sus herederos y justificadores ponen mucho empeño en humillar a sus víctimas. Así son los ‘nuevos tiempos sin ETA'».

La Fundación Miguel Ángel Blanco ha enviado un «gran abrazo» a la familia y amigos de Buesa y ha denunciado que «el odio impide la más mínima piedad con los asesinados». EFE


Compartir

7 Comentarios

  1. Es lamentable que en pleno siglo XXI , en nuestra sociedad haya mendrugos, que confundan el.tocino con la velocidad. Atentar contra la lápida de un muerto, es algo de gudari valiente. A ti fulano que has pintado esa lápida, serás hoy entre el grupo de borregos el más macho. Desearte que el carma te juegue una mala pasada

  2. Que raro a estas alturas de la película y elecciones a la vuelta la esquina una acción de estas no me cuadra, está muy removida en este momento la política esos pactos, acercamiento de presos por parte del psoe,igual estamos mirando donde no es,de todas formas pedazo hijo la gran ……el que haya sido aveces las cosas no son lo que pensamos.

    • Mirar de donde no es? De todos es sabido que hay gente de la izquierda abertzale que no comulga con la forma de actuar de gente como Otegi porque la ve demasiado blanda con lo que era antes HB.

  3. Los cobardicas. Los que se creen que vivimos como hacer 30 ó 40 años y vienen a agitar el avispero.
    Sólo quieren salir en los medios, qué triste. Llevamos así 40 años con gente que no sabe cambiar.

  4. Y mientras el gobierno socialista gobierna con los proetarras de Bildu, los herederos de quienes mataron a Buesa y a otros miembros del PSOE. Cualquier cosa les vale con tal de mantenerse en el poder.

  5. Mas temprano que tarde estos temas quedaran en manos del ejercito.

    Cuando sean enviados por parte de muchos de nosotros, serán bien acogidos.

    Luego se llenan la boca de concordia, derechos humanos y dignidad, sobran las palabras, es sencillamente repugnante regodearse en la tumba de una persona asesinada por pensar diferente, es ese vuestro modelo a seguir gudaris?

    El tiempo traerá justicia.

    Justitia et Libertas!

Dejar respuesta