¡Por fin! Al menos en la teoría. Veremos en la práctica.

Varios años de críticas ciudadanas han obligado al Ayuntamiento a reaccionar con los pírricos sistemas de luces navideñas que h ideado en otros tiempos. 4 o 5 años de protestas ciudadanas. 

Este año ha decidido apostar por una nueva iluminación. Será de la empresa Iluminaciones Ximénez en un contrato por un valor de 161.700 euros.

Por ejemplo, y recordando, por ejemplo, el contrato de 2018: empresa Blanchere Iluminación con  83.732 euros.

Es decir, un gasto de casi el doble. Por lo que debería haber luces en esa proporción

No en vano, el Ayuntamiento admitía en diciembre del año pasado, ante las numerosas críticas ciudadanas, que las tendría «en cuenta para las próximas navidades». Las que llegan.


Compartir

2 Comentarios

  1. Cinco años sin hacer nada, a pesar de las críticas; y este, que es el menos indicado, (por la crisis, y porque no las vamos a disfrutar como debiéramos) doblan los gastos de iluminación aumentando la vergonzosa deuda que ya tenemos en ese Ayuntamiento, donde cada consistorio además de hacer lo que le da la gana sin pensar en los ciudadanos que pagamos sus abultados sueldos, continúan endeudándonos cada año. ¿Ante quien responden de sus nefastas gestiones? Si nosotros los contratamos, y por lo mismo, somos sus jefes, ¿por qué no hay una o varias personas «honradas» que nos representen exigiendo responsabilidades a nuestros empleados, como en cualquier empresa? El Gobierno solo debería permitir gastos que no superen los fondos en reserva, y pedirles responsabilidades judiciales por la mala gestión de un dinero ajeno. NUESTRO DINERO. Se ríen de nosotros y nos miran por encima del hombro con prepotencia, como si los jefes fueran ellos y tendríamos, (nos guste o no), que acatar sus decisiones sin rechistar bajo amenaza de sanción. Con una carrera universitaria (los que la tienen) que no da fe de inteligencia, son unos más en el día a día, del gran número de ciudadanos que también la tienen. En el momento en que recogen la acreditación de concejales o diputados; caminan sin pisar el suelo, creyéndose como poco marqueses a los que nosotros los plebeyos debemos pleitesía.

  2. Imanol, además en la mayoría de los casos esas carreras universitarias son de pinta y colorea (sobre todo derecho y muchas otras paridas de letras).

Dejar respuesta