Un lector nos envía un vídeo de la casa okupada de Olarizu. Circula ya por Vitoria y peta audiencias.

Se trata de un momento muy natural de las vivencias en la zona okupada de Vitoria. Pero las imágenes generan dudas: Unos piensan que es amor, otros amistad, y hay quien se pregunta si se trata de una nueva ocupación o simplemente de un robo, por eso de que hay una bolsa que sale desde la ventana desde el piso de uno de los cabecillas.

¿Tu que opinas?

En cualquier caso demuestra que a pesar de la finalización del plazo que dio el alcalde para que los okupas abandonaran la zona, la vida continúa con normalidad.

EL TRIPLE

Un plazo de diez días de ultimatum que han vuelto a incumplir desde el Ayuntamiento de Vitoria. El lunes se cumplirá un mes. El triple del tiempo anunciado.

¿SE PODRÁ?

De hecho, durante ese tiempo, las autoridades conocen el abandono de algunos okupas, pero también la llegada de otros nuevos. Este último aspecto genera multitud de preguntas: ¿Hay que avisar también a los nuevos? ¿Los plazos legales vuelven a empezar? ¿Se derribará la casa como se dijo y se construirá?

SUCESIVAS AMENAZAS INCUMPLIDAS

La realidad es que el Consistorio falla más que una escopeta de feria. Ya en enero de este año dio un ultimátum que no ha cumplido. También hizo lo mismo en octubre del año pasado. Fracasando igualmente.

VOTÓ EN CONTRA DEL DESALOJO

Urtaran es acusado de permisividad con los okupas desde el año 2017. Y ya ha llovido desde entonces. De momento, solo declaraciones de intenciones que no se cumplen. Incluso en 2018 votó en contra de propuestas de desalojo.

VIDEO DE ESTA SEMANA CON ACTIVIDAD EN LA ZONA:

 


Compartir

3 Comentarios

  1. Es un video en el que desvalijan ( y siguen desvalijando) la vivienda de otro okupa. Llamamos a la polici que les pillo en plena faena y solo les tiraron de las orejas y les dejaron ir. Da vergüenza llamar a la policia. Y ahi siguen robando.

    La culpa de todo es de Urtaran que no le da la real gana de derribar los edificios vacios que podria hacerlo segun el pliego, pero prefiere reirse de los vecinos, hacernos sufrir y permitir muestras de amor y saqueos como las del video.

  2. lo de reírse me lo creo, pero creo que no se ríe solo en el Ayuntamiento, lo acompañan sus amiguitos que como estos del video, también entraron de okupas.

Dejar respuesta