entreseccion_noticia

Según los datos a los que ha accedido Norte Exprés de una empresa ligada a  detectives privados, en Vitoria la mayor parte de los trabajos investigados tienen que ver con las infidelidades. Cerca del cincuenta por ciento de las investigaciones.

Investigaciones sobre personas de ambos sexos. Y que normalmente requieren rapidez en la resolución de los posibles hechos, a tenor de las peticiones de urgencia de los clientes.

Pero hay más motivos para requerir estos servicios, que aquí se reparten en porcentajes similares:

Novios de jóvenes

Padres preocupados por las parejas de sus hijos. Normalmente hijas. Hay progenitores que no están conformes con las relaciones y que consideran que sus vástagos podrían estar manipulados a género de los comportamientos en el hogar familiar.

Tutelas

Parejas separadas con hijos en común que quieren saber si su ex cumple con sus obligaciones y necesitan saber el índice de compromiso cuando no se encuentran en el día a día de los niños. Creen que hay descuidos.

Estafas-Timos

Otro clásico tiene que ver con las estafas de dinero, timos, que se pudieran producir en el entorno familiar. Se trata de averiguar si alguien se aprovecha para obtener recursos económicos. Últimamente se suceden estas cuestiones relativas a internet.

Fuga menor

La marcha de jóvenes del domicilio paterno-materno también es motivo de preocupación. El objetivo descubrir las localizaciones y buscar la tranquilidad sobre la nueva forma de vida.

Competencia desleal

El mundo de empresa también tiene mucho que decir en este aspecto. Propietarios que están «mosqueado» por el comportamiento de alguno de sus empleados, porque intuyen que podría estar pasando datos a la competencia.



Dejar respuesta