Norte Exprés ha podido comprobar que los vecinos de Abetxuko están tapiando con cemento puertas y ventanas de casas que se encuentran vacías para tratar de evitar que más miembros de los clanes de los Bartolos y los Pichis puedan ocuparlas ilegalmente.

Una situación (ocupaciones por la cara) que se produce ahora mismo y que según las autoridades pasará tiempo para poder desalojar a los ocupantes que se han apropiado de casas para instalarse en ese barrio vitoriano.

El temor a que los miembros de los clanes sigan creciendo es importante entre los vecinos. Y claro, más casas, más gente.

Las casas vacías son un caramelo para los amigos de lo ajeno, sobre todo si cuando las ocupan, se quedan y aquí no pasa nada.

captura-de-pantalla-9361

Los vecinos ya reaccionaron anoche y se concentraron en silencio para protestar por la situación.



Dejar respuesta