Vista la proliefración de okupas en la ciudad hay que tomar medidas.

En este caso en el número 135 de la calle Correría tapian el edificio. Una de las calles castigadas por el colectivo.

Y más situaciones similares que vamos a ver, habida cuenta de que campan a sus anchas sin que las autoridades puedan pararlo


Compartir

3 Comentarios

  1. Tiene narices que ante la pasividad y por tanto la tolerancia que tienen los legisladores, partidos políticos y demás cargos públicos con los «amigos de lo ajeno», los ciudadanos tengamos que tomar medidas por nuestra cuenta.

    Lo siguiente qué será, ¿que nos encerrernos en nuestra casa y tapiemos la puerta de acceso y las ventanas?.

Dejar respuesta