Agentes de la Ertzaintza han detenido en Barakaldo a un varón de 53 años acusado de agredir con algún objeto punzante y contundente a la dueña de un bar y a un cliente, y causarles heridas graves. Ocurrió ayer.

El agresor ha sido empujado hasta los baños del local por el cliente quien ha colocado una máquina para impedir la huida.

Los agentes de la Policía Local de la localidad han custodiado el local hasta la llegada de la Unidad Bizkor de la Ertzaintza que ha tomado el relevo. Los heridos, que presentaban numerosos cortes por el cuerpo, han sido evacuados por sendas ambulancias hasta el hospital de Cruces. El agresor, una vez controlado, ha sido trasladado a un centro hospitalario.

La voz de alarma la ha dado la Policía Local de Barakaldo a las diez y media de la mañana para informar que se había producido una agresión en un bar de la localidad y que dos personas, la dueña y un cliente, habían resultado heridas.

Así mismo han comunicado que el agresor se encontraba encerrado en los baños del establecimiento y tendría bloqueada la salida por una máquina que el cliente había colocado para retenerle. Los agentes locales se encontraban en el momento de las comunicaciones custodiando el bar para evitar la fuga del agresor.

Hasta el lugar de los hechos se han desplazado, además de dos ambulancias que han atendido y evacuado a los heridos hasta el hospital de Cruces,  patrullas de la Ertzaintza de protección ciudadana y patrullas de respuesta inmediata así como dos negociadores de la Policía Autonómica.

4 HORAS DESPUÉS

Sobre las dos y media de la tarde se ha conseguido neutralizar al agresor que en todo momento ha permanecido en el interior del baño oponiéndose a la detención. En ese momento, los agentes han arrestado al varón que ha sido trasladado a un centro hospitalario.

La Ertzaintza ha abierto una investigación para tratar de esclarecer los hechos aportando la declaración de las víctimas, posibles testigos y pruebas recogidas en el lugar.


Compartir

Dejar respuesta