matrimonio

Las demandas de separaciones, divorcios y nulidades matrimoniales en Euskadi han subido un 16,5 % en el tercer trimestre de 2020 respecto al mismo periodo de 2019, después de haber bajado un 45,1 % en los tres meses anteriores durante el confinamiento y la paralización de los procesos judiciales por la covid.

61 puntos más porcentuales tras el confinamiento.

Entre julio y septiembre se presentaron en los tribunales vascos un total de 946 demandas de separación, divorcio y nulidad, frente a las 812 que se interpusieron en el mismo periodo de 2019, según los datos hechos públicos este viernes por el Consejo General del Poder Judicial.

Además en el tercer trimestre de este año también se observa un aumento del 53 % con respecto al segundo trimestre del 2020, cuando el número de demandas de este tipo en Euskadi sumaron 618.

El CGPJ recuerda que la reducción registrada en el segundo trimestre estuvo vinculada al impacto del confinamiento, la suspensión de plazos procesales y la adopción de medidas de seguridad e higiene en los tribunales para hacer frente a la pandemia.

En concreto los divorcios consensuados en el tercer trimestre en Euskadi fueron 634, un 23,8 % más que en el mismo periodo de 2019; los no consensuados sumaron 280, un 4,5 % más; mientras que las separaciones de mutuo acuerdo fueron 26, un 7,1 % menos, y 6 en las que no hubo consenso, un 50 % más. Además no se produjo ninguna nulidad, igual que en el tercer trimestre de 2019.

En el conjunto de España, en el tercer trimestre se registraron 14.835 demandas de divorcio consensuado (un 17,7 % más que en el mismo periodo de 2019), 9.809 demandas de divorcio no consensuado (15 % más), 783 demandas de separación consensuada (19,7 %) y 305 no consensuadas (6,6 % más). Se presentaron además catorce demandas de nulidad, una cifra un 16,7 % superior a la de 2019.

El mayor número de rupturas por cada 10.000 habitantes se ha dado en Canarias y en la Comunidad Valenciana, con 6,6. Le siguen Baleares (6,1); Andalucía (5,9); Asturias y Cantabria (5,7); Galicia (5,6); y Murcia (5,5).

En la media nacional (5,4) se sitúa Cataluña y por debajo, Castilla y León y País Vasco (4,3); Madrid (4,4); Aragón (4,6), Navarra (4,9), La Rioja (5,2) y Castilla-La Mancha y Extremadura (5,3). EFE

it/ep


Compartir

4 Comentarios

  1. (El fruto de las políticas como sociedad)

    Excelente indicador de una sociedad sana.

    Sana, feliz, próspera, enriquecedora, afable, protectora, garantista… Buff, se me ocurren muchas cosas buenas…

    Pero sobre todo, sobre todo, prometedora.

  2. Esto tiene su razón de ser y su lógica, mucha gente se ha quedado sin trabajo y hay un viejo refrán que dice que cuando el dinero sale por la puerta el amor se tira por la ventana. De ahí que el número de separaciones aumente tanto con la plan-demia.

Dejar respuesta