grifo agua cumple bilbao vitoria donosti
amvisa

Es un debate que comenzó en septiembre y que vuelve la actualidad.

Hay vitorianos que han alertado de la subida de la factura del agua «aproximadamente un 10% sin ninguna justificación puesto que los consumos son similares que en el trimestre anterior». Se trata de una percepción ciudadana, pero que tiene final feliz.

Lo denuncia un ciudadano en el Buzón Municipal tras observar su factura. Hace un desglose de servicios (abastecimiento, depuración, alcantarillado…) para llegar a esa conclusión.

Sin embargo, aunque pudiera parecerlo, no es real su conclusión, según el Ayuntamiento, cuya respuesta no termina de convencer a algunos.

El Ayuntamiento ha salido al paso inmediatamente para dar una explicación y concluir que no es así.

«La cuota de servicio se prorratea en función del número de días en los que se produce el consumo facturado.

Entendemos que, en este caso, habrán transcurrido más días que los que corresponden a un trimestre habitual, porque el lector habrá pasado algunos días más tarde que lo habitual.

En el segundo trimestre, debido a la crisis de la Covid-19, se han modificado algo las fechas de lectura por lo que es posible que el lector haya pasado algunos días más tarde de lo habitual.

Pero no ha habido incremento en las tarifas del agua», concluye.


Compartir

2 Comentarios

  1. Junto con la factura te llega una hoja publicitaria en papel couche, gasto innecesario, pues la mayoría de las veces va a la basura sin ser leída.
    Se imaginan en una empresa pública tal despilfarro?
    Los árboles y el gasto de agua de su fabricación más el costo económico que soportamos los consumidores agradeceriamos su eliminación.

  2. Hay subida real de las cuotas porque he revisado los recibos de trimestres anteriores y cuando hay más días se cobra de mas pero si hay menos días NO SE COBRA DE MENOS, con lo cual si se hace el cómputo anual se paga de más; si multiplicamos esta subida por todos los recibos que según AMVISA son unos 250.000 pues sale una pasta que alguien se está llevando por la cara.
    La respuesta del Ayuntamiento no tiene ningún sentido y no explica nada porque a todas luces es un sobreprecio encubierto del que nadie se va a dar cuenta y para colmo de escusas estúpidas, meten lo del COVID 19, lo que faltaba.

Dejar respuesta