Vitoria gasta un dineral en la campaña de caramelos contra el ruido

5
entreseccion_noticia

A finales de noviembre, el Ayuntamiento montó una campaña de marketing en las que regalaba caramelos para atajar el ruido nocturno.

Ya entonces nos pareció una broma de mal gusto. No dormir, se palía con caramelos. Es cierto, el Gabinete Urtaran ha entrado en una espiral donde todo parece un chiste.

Hoy hemos conocido el precio de la campaña. 

Por un lado, ha tenido un coste de 31.599,15€ por el diseño, difusión en redes y diseño de los materiales.

Y por otro, el coste de fabricación, entrega, montaje y mantenimiento de los materiales, que supuso un coste de 17.363,50€. 

Casi cincuenta mil euritos.

 

Información 27 noviembre: Desde hoy, Relaxpirina Vitopharm comenzará a mejorar la salud acústica del Casco Medieval de Vitoria-Gasteiz. Se trata de un producto ficticio que recuerda a un medicamento y que pretende concienciar a la ciudadanía sobre el exceso de ruido y los problemas que ocasionan algunos comportamientos incívicos derivados del ocio nocturno.

El Ayuntamiento ha colocado dos cajas de grandes dimensiones (1.20×1.80×0.60) de Relaxpirina Vitopharm en la entrada de la Plaza del Matxete a través de la Cuesta de San Vicente para captar la atención de las personas que disfrutan de la noche gasteiztarra y repartirá durante cuatro semanas un total de 4.000 cajas de este ‘medicamento’ (con caramelos en su interior).

Y es que el Consistorio, a través del Departamento de Medio Ambiente y Espacio Público, impulsa desde hoy una llamativa estrategia de diferentes acciones de calle para incidir en la sensibilización por un ocio nocturno responsable. Dentro de la estrategia del Consistorio para avanzar en la conciliación del derecho a la diversión y la actividad económica con el derecho al descanso y la tranquilidad de las personas que residen en el Casco Medieval, esta campaña pretende poner el foco sobre los problemas causados por la presencia masiva de personas en la calle y de algunos comportamientos incívicos que se producen cada fin de semana. La imagen de la campaña es una cigüeña tapándose las orejas. Y el lema utilizado: MesedezzZ. Se trata de un juego de palabras entre ‘por favor’ en euskera y el ‘zzZ’ que corresponde a la onomatopeya de una persona durmiendo.

“El mensaje que queremos transmitir es muy claro: ‘Silencio, por favor, aquí hay gente durmiendo’. Nos centramos en el ruido ocasionado por el ocio nocturno haciendo un llamamiento a la convivencia ciudadana. La afección acústica que sufren los vecinos y vecinas del Casco Medieval en algunos puntos puede provocar insomnio, ansiedad, estrés, problemas digestivos, dolores de cabeza, pérdida de audición… Y la receta para hacerle frente es bien sencilla: respetar, comportarse de forma adecuada. Se puede salir de fiesta, disfrutar de nuestra ciudad y del ocio nocturno… Pero sin perjudicar el descanso de los demás”, ha explicado el concejal de Medio Ambiente y Espacio Público, Iñaki Prusilla.

La campaña se realiza mientras el Ayuntamiento está inmerso desde el pasado septiembre en la elaboración del Plan de Acción para el Ocio Nocturno Responsable del Casco Medieval. Este proceso, que se está trabajando con la ciudadanía afectada y todos los agentes implicados, servirá para contar a finales de año o principios del siguiente ejercicio con un Plan de Acción. Este documento ayudará a mejorar la situación acústica de este barrio de la ciudad, aunque también abordará cuestiones como la suciedad y la seguridad, que también afecta a la zona. De acuerdo con el Mapa del Ruido del Ocio Nocturno en el Casco Medieval, 582 personas sufren niveles de ruido superiores a los Objetivos de Calidad Acústica que fija la normativa actual. Sobre todo, en puntos como la Zapatería y la Cuchillería y en Mateo Moraza. El siguiente enlace recoge el trabajo realizado hasta ahora, así como los siguientes pasos a dar: http://mesedezzz-vitoriagasteiz.org/es/

La acción de calle se realizará, por el momento, durante cuatro semanas en el Casco Medieval y en centros educativos. Se repartirán 4.000 cajas de Relaxpirina con caramelos. En ellas se han impreso mensajes con los problemas que genera el ruido proveniente del ocio nocturno y con la solución: la educación. Además del reparto de estas cajas, habrá una pequeña representación teatral/performance que se realizará los jueves y los sábados de la mano de la actriz y rapera Annarita Faschetti. De la misma forma, se repartirá un flyer con un mensaje a favor del derecho al descanso de las personas residentes en el Casco Medieval.

Compartir

5 Comentarios

  1. Uno de los problemas del ruido en los bares del casco viejo lo tiene el tamaño de muchos de ellos en que no cabe la gente y tienen que estar en la calle.
    Culpable el Ayuntamiento por autorizarlos.

Dejar respuesta