El rendimiento medio de los alumnos vascos de 15 años es de los más bajos de todas las comunidades autónomas en pensamiento creativo, con el que se mide su capacidad de innovación, según el último informe PISA, la mayor evaluación mundial sobre conocimientos entre escolares.

La OCDE ha difundido este martes el estudio elaborado en 64 países y en todas las comunidades autónomas españolas para explorar hasta qué punto el alumnado genera ideas creativas. Las tareas consistieron en expresión escrita y visual, y en la resolución de problemas sociales y científicos.

El rendimiento de los alumnos vascos en pensamiento creativo obtuvo 31,9 puntos sobre 60 posibles, lo que convierte a Euskadi en la tercera comunidad con los resultados más bajos, solo por delante de Castilla La Mancha y Andalucía.

En el conjunto de España la nota obtenida por el alumnado es de 32,8, un poco superior al del conjunto de la UE (32,1) y la OCDE (32,7), y por encima de lo que cabría esperar a tenor de sus resultados en matemáticas y lectura.

Entre las autonomías, Madrid (34,8 puntos) y Castilla y León (34,6) obtienen el mejor rendimiento.

El portavoz en funciones del Gobierno Vasco, Bingen Zupiria, ha recordado que es la primera vez en la que se hace este estudio y que, por lo tanto, no existe referencia alguna para ver si hay una evolución positiva o negativa.

Zupiria, que ha dicho que las diferencias en esta materia entre estados y comunidades autónomas no son muy grandes, ha aclarado que para analizar la situación del sistema educativo vasco hay que tener en cuenta «multitud» de datos.

A este respecto, ha recordado los «excelentes datos» en Formación Profesional, el número de personas con titulaciones universitarias «a la cabeza en Europa», y el volumen «muy inferior a otros lugares» de fracaso escolar.

¿Qué pueden hacer los estudiantes creativos?

Dentro de la competencia en pensamiento creativo se definen 7 niveles; de inferior a superior se denominan <1, 1, 2 (nivel bajo), 3 y 4, y rendimiento alto (5 y 6).

En Euskadi solo el 21,2 % de los alumnos se encuadran en los niveles de rendimiento alto, en los que los adolescentes pueden generar ideas creativas en tareas complejas, mientras que en el conjunto del país ese porcentaje se eleva al 25,3 %.

En España, únicamente un 15 % de los estudiantes de alto rendimiento son también los mejores en matemáticas, y un 14 % son los mejores en lectura (OCDE: 20 % y 17 %). Ello sugiere que se puede destacar en pensamiento creativo sin sobresalir en ámbitos académicos (y viceversa).

Por comunidades, las que presentan un mayor porcentaje de alumnado en niveles altos de rendimiento son Madrid (31 %), Castilla y León (31 %) y Galicia (30 %). Las que tienen una proporción más baja son, por este orden, Ceuta, Melilla, Castilla-La Mancha, País Vasco, Canarias y Baleares.

La diferencia por género es mayor en todos los casos a favor de las chicas. En España (2,2) y en Euskadi (2,4) esta diferencia es menor que la media de la OCDE (2,7) y UE (2,6).

En función del nivel socioeconómico, se observa que el alumnado favorecido presenta un rendimiento mucho mayor que sus compañeros desfavorecidos. España la diferencia es de 7,9 puntos a favor de los estudiantes favorecidos, mientras que en el País Vasco esa diferencia es menor, de 6,1.

En cambio, la diferencia es mayor en Euskadi si se compara el rendimiento de nativos e inmigrantes (4,9 frente a 3,6 en el conjunto de España).

Poca receptividad a la innovación

Llama la atención que los alumnos vascos obtienen la peor puntuación en cuanto a ‘apertura a la experiencia’, es decir su receptividad a la hora de involucrarse en ideas novedosas y en ser imaginativos, (-0,25) frente a la nota del conjunto de España (-0,12).

También obtienen la peor nota en ‘apertura al intelecto’, lo que mide su capacidad de procesar información abstracta y compleja, sobre todo a través del razonamiento (-0,04 en Euskadi y +0,11 de media nacional).

El estudio recoge asimismo la opinión de los directores de los centros educativos sobre la creatividad de su alumnado. Euskadi obtiene la segunda nota más baja (57) solo por delante de Extremadura. En el conjunto de España la nota es de 66.

Los alumnos vascos por su parte también opinan sobre si sus profesores valoran su creatividad como estudiantes. Igualmente en este caso en Euskadi les dan la segunda nota más baja (solo precede a Galicia) al obtener un 55, frente al 62 en España.

En cambio, en materia de digitalización en la escuela Euskadi (75 %) supera la media del país (50 %). EFE



5 Comentarios

  1. Incentivar su imaginación y dejar de darles todo hecho son pasos necesarios, seguimos con el pensamiento de que un niño si es pequeño no puede hacer cosas, para mí es un error.
    Si yo no le dejo hacer cosas no sabe en cada etapa no sabe donde está su límite, ni encuentra la manera de superarlo, le quitó la posibilidad de solucionar problemas de forma creativa, por qué los soluciono yo.

Dejar respuesta