parlamento vasco

El grupo parlamentario EH Bildu ha planteado una nueva legislación vasca para reforzar la normativa que regula las denominadas «puertas giratorias» de cargos públicos que dan el salto directamente a puestos directivos y consejos de administración de entidades privadas cuando dejan sus responsabilidades en la Administración.

La proposición de ley de EH Bildu recoge 28 artículos que modifican la Ley Reguladora del Código de Conducta y de los Conflictos de Intereses de los Cargos Públicos de 2014.

Una de las novedades del texto es que se da rango de ley al periodo de carencia de dos años para el tránsito de un cargo público a la empresa privada ya que en la actual normativa no está recogido de manera específica.

Además se definen los derechos y obligaciones de las entidades privadas a la hora de contratar a personas cuando dejan el ejercicio de un cargo público ya que actualmente la ley solo establece condiciones para el ámbito público.

Según ha explicado el parlamentario Josu Estarrona, se pretende así que las empresas con domicilio fiscal en Euskadi que tengan interés en que «haya ciertos políticos» en sus filas también tengan la obligación de cumplir la ley.

Otra de las modificaciones que se plantea es la creación de un órgano independiente para el código de ética y buen gobierno que decida los tránsitos de cargos públicos a empresas privadas y que sustituya a la comisión actual «compuesta por cargos políticos», ha expuesto Estarrona.

Asimismo se introduce en un artículo la incompatibilidad de ser miembro del Tribunal Vasco de Cuentas Públicas a quienes hayan sido diputados generales y alcaldes.

Estarrona ha aclarado que EH Bildu es partidario de que haya un tránsito de personas dedicadas a la labor política hacia el ámbito privado pero no de que altos cargos de «determinados partidos políticos» transiten directamente a puestos de dirección y consejos de administración.

Por su parte, la portavoz parlamentaria de EH Bildu, Maddalen Iriarte, ha reprochado que determinados cargos públicos de algunos partidos, principalmente del PNV, hayan sido fichados por compañías tras abandonar sus puestos «para aprovechar sus contactos y experiencias a cambio de una jugosa retribución económica».

Ello supone, ha remarcado, «supeditar el poder político al económico». EFE


Compartir

3 Comentarios

  1. No desviéis la atención con propuestas de quinto orden. A los ciudadanos de Euskadi nos preocupa que utilicéis el tiempo y el cargo en hacer que se respeten nuestras viviendas y otros bienes particulares, tanto por parte de la Administración como por esta plaga de okupas que nos invade.

  2. ¡Sí, sí! Y ¿Quién la va a tramitar? ¿Quiénes disfrutan de esas puertas, ocupando puestos de trabajo nada más dejar la política, para los que no están preparados, cobrando unos sueldos de lujo, por no hacer apenas nada?

Dejar respuesta