Curioso el comportamiento del sindicato ELA y LAB en Vitoria. No se sientan a negociar el convenio, pero montan una huelga, que no ha gustado a trabajadores consultados por Norte Exprés.
«Es alucinante que los sindicatos no respondan a la propuesta de subida de sueldos que buscamos y monten un follón», nos dicen.
Hace muchos años que no había negociaciones entre patronal y sindicatos para mejorar los sueldos a trabajadores de residencias privadas en Álava. Y cuando empiezan las negociaciones, dos sindicatos no acuden: ELA y LABResidencias Álava: Quieren subir sueldos y 2 sindicatos no negocian –
Y eso que las residencias pequeñas de Álava han propuesto subir un 21 por ciento los sueldos. A pesar de la idea, estos dos sindicatos han pensado que es mejor montar bronca, en vez de negociar. de hecho, han tenido lío entre sindicatos: Lío entre sindicatos para negociar con las residencias de Álava – 
COMUNICADO DE ELA:
Ante el bloqueo de la mesa negociadora -la patronal pretende perpetuar las precarias condiciones laborales del sector- ELA y LAB consideran indispensable activar de nuevo la movilización y las dinámicas que hicieron que, por primera vez, se constituyera la mesa negociadora de las residencias y viviendas comunitarias.
Por ello, convocan a las trabajadoras del sector a secundar una jornada de huelga el día 30 de marzo. Todo ello para lograr el primer convenio del sector en Araba.

Denuncian que, desde el inicio de las negociaciones y tras una lucha de más de tres años para lograr formar una mesa negociadora, la patronal de las residencias de Araba se ha estancado en su plataforma “totalmente escasa”.

Los sindicatos aseguran que dicha plataforma está siendo utilizada para bloquear la negociación, ya que no garantiza unas condiciones laborales dignas a todas las trabajadoras del sector de residencias y viviendas comunitarias de Araba, y apuesta por la precarización, con condiciones laborales inferiores a las de Bizkaia o Gipuzkoa.

Así, la propuesta de la patronal pretende que para la finalización del convenio, en el 2026, su salario mensual sea de 1.220 euros (sin ninguna garantía del IPC) y con jornadas abusivas de 1.742 horas.

Los sindicatos, por su parte, piden un incremento del 50% en todas las categorías garantizando el IPC (para el 2022) y el poder adquisitivo de todas las trabajadoras del sector, además de una bajada de 200 horas para el año 2022.



Dejar respuesta