Aernnova

Los trabajadores de Aernnova en Berantevilla (Álava) han secundado la primera jornada de huelga convocada este año contra los despidos planteados por la dirección con un seguimiento del «100 %» y el objetivo de que la Inspección de Trabajo rechace el ERE que afectará directamente a 55 empleados.

El pasado 18 de diciembre finalizó sin acuerdo la negociación de este Expediente de Regulación de Empleo que estaba fijado para 82 trabajadores y después se abrió un plazo para que los trabajadores que lo quisieran se pudieran acoger a medidas alternativas al despido, como prejubilaciones o bajas incentivadas, algo que hicieron 27.

Sin embargo desde el comité de empresa insisten en que no aceptan ningún despido y han convocado 9 jornadas de huelga a lo largo de este mes de enero, la primera hoy que según ha explicado Aitor Bezares, delegado de LAB en el órgano de representación de los trabajadores, ha sido seguida por el «100 % de la plantilla».

Además y coincidiendo con este primera jornada de paro, los trabajadores se han concentrado frente a la sede del Gobierno Vasco en Vitoria, desde donde se han manifestado hasta el Parlamento.

Bezares ha insistido en la falta de voluntad de la empresa de acordar con el comité otras medidas alternativas a los despidos como la reducciones de la jornada, algo que podría servir para capear una crisis que en opinión del comité es coyuntural debido a la pandemia de coronavirus y no estructural.

Ha asegurado que van a seguir a lo largo de enero con las movilizaciones con la intención de que la Inspección de Trabajo eche para atrás el ERE. En función de lo que decida este órgano -esperan que la resolución esté para mediados de este mes- decidirán si acuden a la justicia.

Ha explicado también que hoy mismo han recibido una convocatoria para celebrar una nueva reunión con el Gobierno Vasco próximamente, pero ha dicho que desconoce la fecha, y ha reclamado una vez más la mediación del ejecutivo autonómico en este conflicto, ya que Aernnova ha sido una empresa que ha recibido «cantidades ingentes» de ayudas públicas.

Los próximos paros están convocados para la semana que viene, el martes y jueves. Las dos últimas semanas de enero las huelgas serán los lunes, miércoles y viernes.

La dirección de la empresa ha anunciado que su intención es que el ERE se ejecute a partir del 1 de febrero. EFE


Compartir

5 Comentarios

  1. Las empresas aeronáuticas no van a ceder..tienen más poder que los gobiernos, así es y así será, con el tiempo se irán a China, que es lo que quieren

  2. Vuelvo a comentar lo mismo, no nos unimos hacen de nosotros lo que quieren, y encima están subvencionados por el gobierno Vasco, es el mismo que permite que se esté destruyendo la economía.
    Pero da igual,la empatía y la solidaridad brilla como la noche cerrada.
    Cuanto tiempo tardaremos en darnos cuenta de que nadie es imprescindible?
    No me hagáis caso, mirar las cifras, yo no soy ni un mesias ni un anarquista.
    Espero que os vaya bien,de verdad.

Dejar respuesta