Ya vivimos papeleras y suelos llenos de mascarillas sin ningún cuidado. Hasta e punto que el Ayuntamiento advirtió de multas y algunos ciudadanos reclaman que las papeleras fueran precintadas.

Ahora, un ciudadano señala en el Buzón Municipal «la preocupación por la pandemia y los graves efectos que está teniendo en la sociedad». Y avisa que deberíamos «cambiar ciertas actitudes en favor del respeto, la ejemplaridad y la promoción de la salud desde la educación. En la vía verde entre Otazu y Aberásturi transitada frecuentemente por viandantes y ciclistas, los bolardos de metal son utilizados por algunos como depósito de mascarillas usadas».

No en vano, el Ayuntamiento ya pidió que «evitemos el abandono de mascarillas y guantes higiénicos en la vía pública». «Después de ser usados, se recomienda tirar los guantes y mascarillas en la propia bolsa de basura de casa que luego se deposita en el contenedor». Aquí todo lo contrario. FOTO:

Pero no es el único ejemplo de porquería en la calle. Es la papelera de los horrores.

Un lector nos envía la siguiente foto que corresponde a José Erbina. ¿Donde está el servicio de limpieza municipal?:

 



1 Comentario

Dejar respuesta