En marzo de este año, el sistema de Salud vasco anunciaba la habilitación del frontón de Lakua en Vitoria para la vacunación masiva.

Una instalación provisional que tiene carencias, aunque tiene tradición de uso para emergencia, como fue el caso de colocar camas para personas sin techo en pandemia. De hecho, con el calor de la semana pasada han renacido los problemas.

TEMPERATURA INSOPORTABLE

«He ido a vacunarme al vacunódromo del frontón de Lakua y la temperatura en el interior era insoportable para el personal sanitario y demás trabajadores y trabajadoras que permanecen allí turnos maratonianos de trabajo.

Las personas que vamos a vacunarnos no permanecemos mucho tiempo y aún así, la espera se hace desagradable. Por favor, son unas instalaciones que disponen de sistema de ventilación. Traten al personal laboral que allí permanece con el respeto que se merece y en las condiciones que se merecen, ya está bien!!«, denuncia un ciudadano en el Buzón.

RECONOCIMIENTO DEL PROBLEMA y… ¿Arreglo?

El Ayuntamiento explica la situación y anuncia que se estudia el arreglo. «El sistema existente en el frontón Lakua es de ventilación y no de climatización y funciona las 24 horas del día con la consigna de renovar aire al 100% a partir de 16º. Sin embargo cuando el aire exterior llega a los 26º baja el aporte para no meter más calor dentro del recinto»

Anuncia finalmente que «por parte de OSI Araba se está valorando un sistema complementario de climatización».


Compartir

Dejar respuesta