(EFE).- El colectivo SOS Racismo de Álava ha solicitado hoy una reunión con el fiscal superior del País Vasco, Juan Calparsoro, para trasladarle su preocupación por la instrucción 79 de la Ertzaintza que, a su juicio, sitúa a las mezquitas de Euskadi como «posibles focos de captación de islamistas radicales».

La llamada instrucción 79 de la Ertzaintza, que sustituye a la 53, en la que se establecieron los protocolos para la lucha contra el terrorismo de ETA, está basada en cuatro ejes de actuación: prevención, protección ante posibles atentados, persecución del terrorismo y actuación tras un ataque yihadista.

En un comunicado, el portavoz de esta plataforma, Fede García, ha denunciado que esta instrucción policial establece las lonjas-mezquita como «lugares de especial atención y vigilancia», y ha recordado que «los delitos, los crímenes y los atentados los cometen las personas, no las creencias».

En este sentido, ha considerado que si se tienen pruebas de que las actividades que se llevan a cabo en las mezquitas no son las propias de un lugar de culto, deberían clausurarlas.

Finalmente, ha opinado que «la sensibilidad social y vecinal local no se mejora señalando mezquitas como lugares objeto de permanente sospecha».



1 Comentario

Dejar respuesta