bus inteligente vitoria

Sigue el debate desde que la oposición destapara el sobrecoste del Bus Eléctrico Inteligente (BEI). El PP ha insistido en las críticas y el Gobierno municipal se ha defendido. Incorporamos ambas opiniones:

El PP de Vitoria-Gasteiz ha insistido hoy que de la “descomunal factura final” del BEI de 76 millones de euros, el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz va a pasar de pagar inicialmente un 17,5% a, finalmente, un 45%.

Mientras que Gobierno Vasco, que iba a sufragar un 65% de la obra, ahora pasa a pagar solo el 44%. “El autobús exprés ha pasado de ser una ‘oportunidad única’ para Vitoria según Urtaran a un ‘despilfarro único’. 76 millones de euros, con 33 millones en sobrecostes, para cambiar una línea de autobús.

El PNV y Urtaran trajeron a Vitoria este ‘experimento’ asegurando que Gobierno Vasco lo pagaría en su mayor parte y ahora nos enteramos de que quien más paga es Vitoria. Esto ha sido una estafa y un engaño a Vitoria y a los vitorianos”, ha denunciado el concejal del PP, Alfredo Iturricha.

El PP había solicitado en Comisión de Movilidad la comparecencia extraordinaria del
concejal de Movilidad del PNV para que diera explicaciones públicas a los vitorianos
sobre la “factura final” del autobús exprés. Para que explicara este “despilfarro de dinero
público” que asciende ya a 76 millones de euros con 33 millones de euros en
“sobrecostes” en “17 contratos distintos”.

Durante la comparecencia, Iturricha ha desvelado que de los 75.991.478,8 euros que va
a costar a las arcas públicas, el Ayuntamiento va a pagar finalmente 34.170.508,60
euros (el 45%), Gobierno Vasco 33.132.720,20 euros (el 44%) y la Diputación Foral de
Álava 8.688.250 euros (el 11%). “Es decir, que Gobierno Vasco paga muchísimo menos
de lo que dijo y Vitoria-Gasteiz, mucho más, la que más paga. Otra vez el PNV le ha
metido un buen gol a Urtaran por toda la escuadra”, ha denunciado.

Ha recordado que el 18 de septiembre Urtaran pactó con sus compañeros del PNV de
Gobierno Vasco y Diputación que no paguen los sobrecostes del BEI en un acuerdo de
Junta de Gobierno en el que les eximía de pagar más allá de 42,8 millones de euros.
Un “lastre económico” para Vitoria.

A juicio del Partido Popular, “en un momento como éste en que en la calle se pide
ejemplaridad y rigor económico en el uso de los recursos públicos, este despilfarro de
dinero va a ser un lastre para Vitoria” por la irresponsabilidad de este alcalde.

Un proyecto innecesario que pone a nuestra ciudad en números rojos en medio del
comienzo de esta profunda crisis económica. “Este es el lastre económico que Urtaran
va a dejar a la ciudad”, ha lamentado Iturricha.

La semana pasada el PP destapó la “descomunal” ‘Factura Final’ del BEI: 75.991.478
euros con “33 millones de euros de sobrecostes”, “troceado” en una lista de “17
contratos distintos”, mientras el alcalde dijo que nunca superaría los 42,8 millones de
euros. Ha recordado que “otras ciudades están pagando 600 mil euros por un autobús
eléctrico con carga incluida, mientras en Vitoria el gasto del BEI asciende ya a 76
millones de euros”.

Para el PP es una “cifra escandalosa” para un autobús que no trae mejoras a los
vitorianos ni en tiempos ni en recorridos. El concejal del PP ha insistido en que
“defendemos los autobuses eléctricos, pero no cómo está implantando Urtaran este
proyecto: en una línea ya cubierta por autobuses, con obras que están destrozando la
ciudad llevándose por delante 560 árboles y 1.000 aparcamientos, con un gasto
escandaloso en un proyecto que nació por los intereses de Gobierno Vasco y no por
necesidades de Vitoria”.

Gobierno Municipal

El delegado de Movilidad y Espacio Público de Vitoria, Raimundo Ruiz de Escudero, ha negado que haya sobrecoste en el proyecto de implantación en la ciudad del Bus Eléctrico Inteligente (BEI) como asegura el PP y ha acusado a esta formación política «retorcer los datos para demostrar una tesis vacía».

Los populares denunciaron la semana pasada la «descomunal factura final» del BEI ya que de los 42,8 millones previstos inicialmente se pasará a 76, es decir 33 millones más, y afirmaron que ese «sobrecoste» se había «troceado» en 17 contratos distintos.

El alcalde, Gorka Urtaran, respondió que los cálculos del PP tenían «un error de bulto» porque incluían como parte del presupuesto del BEI actuaciones no incluidas en este proyecto. «Si voy a hacer un autobús que digo que me va a costar 30 y me cuesta 40, es sobrecoste. Si además hago parking, un edificio, cocheras, una rehabilitación…eso no es sobrecoste», argumentó

«Hay inversiones que pueden estar más o menos relacionadas con el BEI en las que se están haciendo otro tipo de gastos», añadió Urtaran, pero es «falso» que haya sobrecoste en este proyecto.

En este misma línea ha abundado este jueves el concejal del ramo en una comisión municipal en la que ha pedido al PP que «no incluya en la factura los gastos producidos en otras intervenciones ya planificadas con anterioridad», entre las que ha citado la mejora del pavimento y alumbrado de calles, el «aprovechamiento» de la obra del BEI para implementar la fibra óptica y el abastecimiento de agua y la apertura de un aparcamiento subterráneo del hospital.

«Cuando sume -ha dicho dirigiéndose al representante popular- hágalo con criterio contable, sin subterfugios, y añada los beneficios que disfrutaremos en breve cuando pongamos en marcha este medio de transporte».

Ruiz de Escudero también ha recordado que al Ayuntamiento le corresponde pagar el 17,5 % del coste del BEI y que el resto los sufragan el Gobierno Vasco y la Diputación.


Compartir

1 Comentario

  1. Si este alcalde es tan irresponsable y no sabe defender y administrar como debe el dinero municipal como a diario leemos por aquí y tanto pregona su oposición, que le presente una moción de censura y ahí se verá quien la apoya aparte del Partido Podrido. Si no prospera, no queda otra que seguir aguantándolo y la próxima vez que haya que meter la papeleta a ver si refrescamos la memoria y nos acordamos, pero sin olvidarnos que los que ahora pían tanto, cuando tuvieron la sartén por el mango lo hicieron tan mal o peor que el de ahora. Acordarse del alhaja que le precedió en el cargo.

Dejar respuesta