Ramiro González, Diputado General de Álava

El diputado general de Álava, Ramiro González, comparecía ante los periodistas para dar una rueda de prensa ayer con los asuntos debatidos en el Consejo de Gobierno. Y la empezó diciendo «no prometo ser capaz de darla entera, lo voy a intentar».

Tenía problemas de garganta. Con tos permanente y afección a la voz. «Son las secuelas del viaje a Alemania». «No me hagáis hablar más, que no puedo».

Esta es la prinicipal conclusión del viaje a Alemania que le tuvo durante cinco jornadas en ese país junto a 2 diputados forales más. Ha vuelto malito. Esperemos que se recupere pronto para el siguiente viaje.

Al parecer -según cuenta él mismo a los medios de comunicación- estuvieron en una visita hasta las «dos y pico de la madrugada» y hacía frío. Motivo que responsabiliza de sus males de garganta.

Sin inversiones de momento

En la rueda de prensa González ha calificado la visita a Alemania de «altamente positiva» gracias a los numerosos encuentros que se han mantenido , aunque fue incapaz de citar una sola inversión obtenida para el territorio.

Si explicitó la apertura de vías de colaboración, sobre todo en materia de adaptación de las pequeñas empresas a la industria 4.0 en las que se puede colaborar.

Visitas a centros universitarios, contacto con un campus de Biociencias de Colonia, y visitaron un prototipo de factoría que testa la aplicación de la industria 4.0 a los procesos de trabajo o el encuentro con UPS.

«Ha sido una visita muy intensa y muy interesante, de la que saldrán cuestiones concretas a lo largo del tiempo«, ha destacado González. Que se la ha fiado a largo plazo sin concretar nada a corto.



Dejar respuesta