catedral santa maria iluminación estrena

La catedral de Santa María de Vitoria ha estrenado hoy un nuevo sistema de iluminación monumental que permitirá mejorar la imagen del interior del templo y destacar las obras de arte que alberga, dentro de un acuerdo de colaboración con la Fundación Endesa.


El sistema ha sido presentado en un acto al que han asistido el obispo de la Diócesis, Juan Carlos Elizalde; la diputada de Euskera, Cultura y Deporte, Igone Martínez de Luna; el director general de la Fundación Endesa, Carlos Gómez-Múgica; el arquitecto y director técnico de la Fundación Catedral Santa María, Leandro Cámara; y su director gerente, Jon Lasa

En el mismo han destacado que la iluminación instalada en Santa María responde a la necesidad de mostrar el edificio como elemento monumental y sus bienes muebles como objeto de contemplación, por lo que consta de dos subsistemas que pueden actuar de forma conjunta o separada.

El primero de ellos es el de alumbrado arquitectónico y funcional del edificio, que está formado por un conjunto de dieciocho candelabros colocados en los pilares de la catedral a una altura ligeramente inferior a la de sus capiteles decorados, y que se componen de anillos de tubo de latón anclados a la piedra que sostienen cuatro luminarias en forma de antorcha.

Estas luminarias tienen dos fuentes de luz, una dirigida hacia arriba más potente y tratada como un cirio con tulipa de cristal blanco, y la otra dirigida hacia el suelo y dotada de rejilla antideslumbramiento, de forma que las superiores ofrecen un alumbrado general del espacio arquitectónico, y especialmente de las bóvedas de las naves, y permiten apreciar los detalles escultóricos.

Por su parte, las inferiores hacen las veces de iluminación de tránsito, pues solo iluminan el suelo de la catedral, permitiendo la circulación en condiciones de seguridad.

El segundo sistema está dirigido a alumbrar los elementos artísticos de la catedral, como las esculturas, escudos y sepulcros y los cuadros, retablos y tallas, organizado mediante el uso de focos colocados sobre raíles electrificados que son orientables en cualquier dirección y pueden situarse en cualquier punto del carril para conseguir el mejor ángulo de iluminación en cada caso.

Este nuevo sistema, que se compone de luces LED de bajo consumo, se suma a los cinco grandes lampadarios colgantes en las bóvedas del templo para su iluminación general que se colocaron en el 2014. EFE



Dejar respuesta