Rechazan que se limite a una RGI por cada unidad de convivencia

1
lanbide parados rgi pcv sueldo
Master
entreseccion_noticia

Cáritas ha rechazado que se limite la concesión de una única Renta de Garantía de Ingresos (RGI) por unidad convivencial como se contempla en la proposición de ley del PNV y del PSE sobre la reforma de la normativa que regula estas prestaciones sociales.

En la proposición de ley PNV y PSE proponen que se establezca con carácter general la concesión de una RGI por unidad de convivencia, que estaría constituida por todas las personas que residan en una misma vivienda, «con independencia de las formas de relación jurídica, afectiva o familiar existentes entre ellas, y de la situación que haya ocasionado la convivencia».Responsables de Cáritas han expresado su preocupación por esta medida durante su comparecencia en comisión parlamentaria para exponer su opinión sobre esta propuesta normativa de modificación del sistema vasco de garantía de ingresos.

El director de Cáritas de Bilbao, Carlos Bargos, ha criticado que se quiera aplicar una única RGI por unidad convivencial «obviando las circunstancias relacionales y sociales».

Compartir vivienda, ha añadido, es una estrategia ampliamente utilizada por la población más vulnerable, ha incidido.

Además, ha continuado, la propia administración pública fomenta esta estrategia en algunos de los planes como en el de Vivienda.

A pesar de los canales de diálogo abiertos con el tercer sector, Bargos ha lamentado que Cáritas tiene la sensación de que sus aportaciones «no han influido significativamente».

Ha dicho que muchas de las modificaciones propuestas están relacionadas con la gestión del sistema «y se alejan mucho de las realidades que afectan a las personas con mayor vulnerabilidad y riesgo de exclusión».

Ha rechazado también que se quiera establecer una cuantía básica de la prestación y de los complementos asociados sin referencia o vinculación con indicadores como el Salario Mínimo Interprofesional.

Asimismo ha mostrado su preocupación por el enfoque de «criminalización» que se da a la pobreza y el «sobredimensionamiento del fraude» que se traslada a la sociedad, un estereotipo que señala a los perceptores de la RGI como incapaces de gestionar su economía doméstica y como personas que tienen actitudes fraudulentas.

«Generalizar estas visiones -ha remarcado- dañan a la sociedad en su conjunto alejándola de las necesarias políticas públicas que nos protegen a todas las personas».

El representante de Cáritas también ha trasladado a los parlamentarios la necesidad de que se revise la idea de que el empleo es la única estrategia eficaz para alcanzar la inclusión social y evitar la pobreza.

Ha recordado que hay muchos perceptores con empleos precarios que se encuentran en situación de exclusión y ha reclamado itinerarios sociales transversales para las personas vulnerables. EFE

Compartir

1 Comentario

  1. ¿Y que tal si les buscan un trabajo en vez de regalar paguitas con los impuestos de los que nos levantamos a las seis de la mañana, y a duras penas llegamos a fin de mes?

Dejar respuesta