La Policía de Vitoria está simpática.

Anoche por megafonía se dirigió a los niños en ventanas y balcones para preguntarles si habían terminado los deberes, que era viernes. Y les contestaron que sí. Fue en la calle Labastida de Zabalgana.

La cosa no quedó ahí, puesto que pidieron que les enseñaran los trabajos escolares desde las ventanas. Y todo el mundo corriendo para buscarlos. Un momento de risas y asueto.

De manera que los agentes les desearon un buen fin de semana con la consiguiente ovación ciudadana.

Música desde los coches

Otro vitoriano cuenta que en otras zonas, los coches policiales ponen la canción «resistiré» a todo volumen para animar a los ciudadanos.


Compartir

6 Comentarios

  1. Qué simpáticos verdad!!! No os acordáis de lo que nos hicieron hace dos años a todos los ciudadanos para su propio beneficio ?.
    Pues nada seguir aplaudiendoles,,,,, que sociedad tenemos de Br,,,,,,,,,,

Dejar respuesta