Foto ajena a la información. Desde hace tiempo, meses, incluso un par de años, los vitorianos no recuerdan peor estado de los jardines en la ciudad. Hay una propuesta ciudadana que no deja sorprender al respecto.

Primero fue por el color amarillento que tenían, después por su insuficiente siega. En cualquier caso, una estrategia del Ayuntamiento de Vitoria que anula uno de los principales orgullosos históricos de ciudad.

Incluso el alcalde de la capital alavesa llegó a decir que había que cambiar el «chip». Otros políticos cuentan en privado que nunca pensaron que llevarían al programa electoral algo tan básico como «segar los jardines».

Propuesta ciudadana

Un ciudadano ha aportado una idea novedosa. Distinta. Una idea que habla del cansancio de algunos por la situación. Ha tirado la toalla.

Lo hace en el Buzón Municipal del Ayuntamiento y pone como ejemplo los jardines de Pintor Aurelio Vera Fajardo.

«Propongo la eliminación de los jardines de la citada calle», así de claro y contundente.

Y da sus motivos: «Sinceramente, para como están mantenidos, esa Alcaldía disfrutaría de un dinero del presupuesto, para otros usos y nosotros los vecinos nos lo ahorraríamos en disgustos de humedades y filtraciones de agua en garajes».

«Además -continúa- de perder de vista algo tan antiestético por su mala conservación».



Dejar respuesta