(EFE).- El Plan de Emergencia Nuclear de Burgos (PENBU) mantendrá su actividad este año en niveles similares a 2015 pese a que la central de Garoña está parada y desenganchada de la red desde diciembre de 2012, ha informado el órgano de dirección y ejecutivo del citado operativo.

En la reunión celebrada esta mañana por este órgano, que preside el subdelegado del Gobierno en Burgos, José María Arribas, y cuenta con representantes de las administraciones y cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado de Burgos, Álava y La Rioja, se ha evaluado la actividad del PENBU en 2015.

Una de las tareas más importantes acometidas en el pasado ejercicio fue el avance en la digitalización de los planes de emergencia municipales, que ya se había acometido para el entorno más próximo de la planta nuclear y en 2015 se extendió a once municipios del País Vasco situados en la denominada «zona dos», en un radio de más de diez kilómetros en el entorno de instalación.

Durante el pasado año se realizaron también seis ejercicios de comunicaciones con la central nuclear burgalesa y diversos cursos de capacitación de actuantes en caso de emergencia y formación.

La Subdelegación del Gobierno en Burgos ha adelantado, a través de un comunicado, que este año se mantendrá una actividad similar en cuanto a cursos y ejercicios. EFE



Dejar respuesta