piscina sal vitoria cloro algas turbidez

El Ayuntamiento de Vitoria pide disculpas a la ciudadanía, pero trata de explicar lo que ocurre en la piscina:

«En lo que concierne a la limpieza de la piscina, comentar lo siguiente: Indicar que la limpieza de los vasos se realiza diariamente en todas las piscinas municipales, introduciendo un robot en el agua para barrer y aspirar los residuos depositados en el fondo. Esta operación se realiza a partir del cierre al público de las instalaciones. Los robots se programan para su funcionamiento durante la noche y se retiran antes de la apertura de los vasos.

ALGAS Y TURBIDEZ

El tipo de suciedad descrita se corresponde con la presencia de algas, totalmente inocuas, cuyo crecimiento se produce bajo ciertas condiciones de luz y temperatura, y que suelen incrustarse en las superficies de los vasos, principalmente en las juntas, dificultando su eliminación. Como medida correctiva se aplican tratamientos nocturnos con su posterior cepillado durante varios días seguidos, además de floculantes que sirven para aglutinar partículas en suspensión, y que producen cierta turbidez en el agua.

A pesar de ello es difícil erradicarlas cuando las situaciones ambientales descritas, principalmente la intensidad de la luz solar, se mantienen.

En todo caso, su presencia no altera la calidad del agua, la cual se controla diaria y continuadamente, en todos los vasos, aplicando el plan de autocontrol establecido por la normativa de piscinas de uso colectivo y supervisado, a su vez, por los respectivos organismos competentes en materia de Salud Pública.

La calidad del agua de las piscinas ha sido en todo momento correcta conforme a los criterios sanitarios de calidad de aguas».

La respuesta del Buzón Municipal se refería a las piscinas de Lakua, pero que el Consistorio ha hecho extensiva a otras sin citarlas.


Compartir

Dejar respuesta