El Grupo alavés Piérola está de enhorabuena. Acaba de recibir la medalla de Oro en el concurso Mundus Vini para su vino Traslascuestas Crianza 2017.

Esta botella ha destacado en una cata a ciegas entre más de 7.300 vinos provenientes de 39 países.

Es de la denominación Ribera de Duero. Tras 16 meses de afinamiento en barricas de roble francés, pasa 16 meses de descanso en botella, bajo unas condiciones óptimas de temperatura y humedad.

«Cariño, pasión y entusiasmo, esta es la receta para conseguir un vino único», aseguran sus responsables.

El premio toma mayor relevancia «cuando nos ponemos a revivir la añada 2017, una de las más complicadas de los últimos años, con la helada registrada la noche del 27 al 28 de Abril, donde perdimos más del 40% de nuestra producción; pero con trabajo y esfuerzo, llegan los resultados», destacan.



2 Comentarios

  1. Cariño. pasión y entusiasmo, le ponen muchos bodegueros viticultores, pero si no tienen buenas cepas, unos buenos enólogos y suerte, no venden cuatro botellas. Los años de atrás, ¿no le ponían el mismo cariño, pasión y entusiasmo?

  2. Esas botellas, si la semana pasada valían 12 euros, han mejorado con la etiqueta, más que con el tiempo de crianza, y a partir de hoy valdrán bastante más. Ahora nos toca poner el cariño, la pasión y el entusiasmo, a los clientes.

Dejar respuesta