vacunas jovenes vascos
irekia

Osakidetza pone 118.278 dosis en 7 días, 12.737 menos que la semana anterior
Vitoria, 19 may (EFE).- Osakidetza ha administrado en los últimos siete días, entre el 12 y el 19 de mayo, 118.278 dosis, un ritmo de vacunación que ha disminuido en relación a la semana anterior cuando se inocularon 131.015, es decir, 12.737 más.

Así se refleja en la comparación de los datos de los boletines de vacunación que publica el Departamento de Salud, el último de este miércoles, en el que se recoge que en total se han inyectado en Euskadi 1.182.739 dosis.

La mayoría son de Pfizer (795.102), seguidas de las de la marca AstraZeneca (263.506), Moderna (109.987) y por último Janssen (14.145).

Actualmente hay 378.981 residentes en el País Vasco inmunizados al haber completado la pauta de vacunación, 60.515 más que los que lo estaban hace siete días, lo que representa el 17,2 % de la población de Euskadi.

Desde hoy y hasta el 25 de mayo Osakidetza prevé administrar otras 82.171 vacunas, una cifra que puede variar en función del número de viales que se reciban.

De hecho, el Servicio Vasco de Salud había programado entre el 12 y 18 de mayo poner 83.159 dosis y finalmente se han administrado 118.278.

Sagardui: Completar AstraZeneca con Pfizer impedirá primeras dosis en 14 días

La consejera de Salud, Gotzone Sagardui, ha advertido de que si finalmente se decide que las personas que recibieron un primer pinchazo de AstraZeneca reciben el segundo de Pfizer, en Euskadi sería «prácticamente» imposible dar primeras nuevas dosis de este preparado durante dos semanas.

Sagardui ha comparecido este miércoles en comisión parlamentaria para informar de la evolución de la pandemia y de la campaña de vacunación y se ha referido a la posibilidad de completar con Pfizer la pauta de inmunización iniciada con AstraZeneca.

La Comisión de Salud analizó ayer el ensayo del Instituto de Salud Carlos III que concluye que combinar ambos sueros es seguro y efectivo, pero la consejera ha dicho que «no quedó claro» si ese informe es vinculante, por lo que es necesario esperar al Consejo Interterritorial de este miércoles.

La cita de esta tarde también servirá para aclarar si las personas que recibieron el primer pinchazo de AstraZeneca pueden recibir el segundo de esta misma marca si así lo solicitan, ha añadido.

Si finalmente el Consejo Interterritorial decide concluir con Pfizer la pauta de inmunización iniciada con AstraZeneca, Osakidetza «no podría prácticamente dar primeras nuevas dosis de Pfizer» durante dos semanas.

La consejera ha explicado en este sentido que en Euskadi hay 83.000 trabajadores esenciales menores de 60 años que combinarían ambos sueros, de los cuales más de 50.000 superarán a final de mes las 12 semanas que, según las indicaciones de AstraZeneca, deben transcurrir entre el primer y segundo pinchazo.

A estos colectivos esenciales se suman las personas que recibieron una primera dosis de Pfizer y a las que toca la segunda en los próximos días. Todo ello motiva que «con la llegada actual» de viales de esta marca la inoculación de primeros pinchazos peligre durante dos semanas.

Desde un punto de vista «organizativo» también hay que tener en cuenta a las personas de entre 60 y 69 que también fueron vacunados con AstraZeneca y que requerirán de segundos pinchazos en los próximos tres meses; así como aquellas que prefieran no recibir esa segunda dosis.

Ha afirmado en todo caso que la logística está en «un segundo nivel de importancia en la toma de decisión» y que lo importante es «la seguridad y la evidencia científica» y ha recordado que en otros países ya se está dando Pfizer como continuidad de AstraZeneca.

La consejera se ha felicitado de que «a pesar de los imprevistos» Osakidetza sigue «marcando hitos en la vacunación» y ha precisado en este sentido que «prácticamente» se ha finalizado con la franja de edad de 70 a 79 años, que la de 60 a 69 está «muy avanzada» y que desde hace varios días se está citando a menores de 59 años.

Además, el 74 % de las personas de alto riesgo han sido vacunadas, entre ellos, 8 de cada 10 trasplantados y de grandes dependientes.

La consejera ha puesto en valor también el «claro» descenso de la incidencia de la pandemia y de la presión asistencial tras el pico de 612 ingresados con covid de hace tres semanas. Hoy hay 93 pacientes infectados menos que hace siete días, lo que representa el 7,5 % del total de hospitalizados.

Otro dato «alentador» es que los nuevos ingresos por sospecha de covid son menos del 20 % en la última semana y menos del 15 % en los últimos 3 días. En el caso de las uci, tras el pico de 195 registrado el 3 mayo, en las dos últimas semanas se constata un «lento descenso» y ahora hay 131 pacientes, 28 menos que hace siete días.

En todo caso, esta cifra debe bajar de 50 para estar en condiciones de afrontar una posible nueva ola, ha advertido la consejera, quien ha precisado que la estancia media en uci es de 14 días y los pacientes con covid son el 55 % del total de ingresados en estas áreas de cuidados intensivos.

A pesar de todo, «no se puede bajar la guardia» porque la situación sigue siendo «preocupante». «Parece que hemos pasado lo más duro de esta ola, pero aunque ya no haya estado alarma hay que seguir cumpliendo las medidas sanitarias porque estamos lejos del objetivo de 60 casos de incidencia acumulada en 14 días», ha resumido. EFE



Dejar respuesta