Siguen las protestas de los hosteleros vitorianos en formato cartel. No es el primero, ni será el último.

En este caso relatan los miles de cierres de estos locales que se van a producir en España y critican a los políticos por seguir cobrando impuestos, aunque son estos quienes marcan las restricciones que obligan al cierre.

Asimismo, denuncian los retrasos en las ayudas prometidas.

Vitoria no suspende todos los impuestos, aunque obliguen a los cierres

El Ayuntamiento de Vitoria ha suspendido las tasas de veladores y del servicio de recogida y eliminación de residuos para los casi 1.300 bares y restaurantes obligados a cerrar tras la entrada de la ciudad en la llamada «zona roja» por la alta incidencia de la pandemia.

«Peladillas«, nos cuentan con los profesionales del sector. «Faltaría más», nos dice otro, «si son ellos los que nos mandan cerrar. A la par que reclaman que esta medida de los veladores se extienda a otros impuestos como el IBI, sociedades o la tarjeta de la OTA que usan para ir al trabajo.

«Lo venden (retirada de veladores y basuras) como si fuera la repanocha y son los culpables de nuestros males: por cerrarnos y por no acertar con las medidas»

Vitoria superó este lunes los 500 casos de covid por cada 100.000 habitantes en 14 días -en concreto llegó a 547,7- lo que la convirtió en la segunda capital vasca en verse obligada a cerrar su hostelería a partir de hoy después de Bilbao. Ante esta situación el equipo de gobierno municipal ha decidido suspender las tasas de veladores y basuras al sector hostelero mientras dure el cierre.

Esta es la tercera ocasión en que el gabinete de Gorka Urtaran deja sin efecto estas tasas como pequeña fórmula de apoyo a este sector económico desde el inicio de la crisis sanitaria, ha informado el Ayuntamiento en una nota.


Compartir

1 Comentario

Dejar respuesta