captadores encuesta

Los vascos mejoraron en 2020 la puntuación que dan a su propia vida al alcanzar un 7,6 sobre 10, a pesar de que fue el año marcado por la pandemia, en el que solo uno de los indicadores bajó respecto a años anteriores, el del estado de ánimo.

El Instituto Vasco de Estadística (Eustat) ha dado a conocer el resultado de la Encuesta de Bienestar Personal correspondiente al año pasado, cuando la satisfacción con la vida en general de los vascos mayores de 16 años mejoró en relación a 2014 (obtuvo una nota de 7,1, y también respecto a 2019 (fue de 7,4).

La mejor puntuación (7,9) se observa entre las personas que declaran tener unos ingresos mensuales netos en el hogar superiores a 2.500 euros, sin que se aprecien diferencias entre mujeres y hombres.

Este indicador baja a medida que disminuyen los ingresos como el nivel de instrucción. En cuanto a la edad, los menores de 50 años son los más satisfechos con su vida (7,7).

El valor que cada uno da a su propia vida recibe la nota más alta: 7,7, seguido de la satisfacción con la vida en general y las relaciones personales (ambas con 7,6). Por detrás se sitúan la satisfacción con la vivienda y el entorno (7,3) y la satisfacción con la economía doméstica (7,0).

En el caso de la vivienda y el entorno, el mejor resultado (7,5) se obtiene entre los nacidos en Álava, frente al 7,4 de los guipuzcoanos y el 7,3 de los vizcaínos, aunque en todos los casos ha mejorado desde 2014. Los hombres otorgan a este aspecto mejor nota (7,5) que las mujeres (7,2).

El estado de ánimo es el único indicador que ha empeorado, tanto respecto a 2014 como a 2019, al obtener un 6,2 (3 décimas menos que en 2014), y obtiene el valor más alto entre los jóvenes.

En este aspecto anímico la nota más baja se da entre quienes no tienen estudios y reciben menos ingresos y sube más entre hombres (6,4) que entre las mujeres (6,1). También se detecta que los solteros (6,3) están más animados que los viudos, separados o divorciados (5,9) y ligeramente más que los casados (6,2).

En cuanto al tiempo de ocio, la media de satisfacción es de 6,8 y asciende hasta un 7,8 entre los mayores de 65 años. La menor puntuación la dan los de entre 35 y 49 años (6,1) y los ocupados (6,2) frente a quienes están inactivos (7,5).

En este aspecto están más satisfechas las personas residentes en Gipuzkoa (7,0), que las de Álava o Bizkaia (6,8 en ambos casos).

El indicador de «Confianza en las personas» obtiene de media un 6,4, y sube al 6,8 entre los jóvenes de entre 16 y 24.

De todos los aspectos consultados el que obtiene el peor resultado (4,5) es el de «Confianza en los poderes públicos», que no llega al aprobado al obtener un 4,5, aunque es el indicador que más ha mejorado (1,1 puntos) respecto a 2014.

Sólo un 4,3 % de la población confía «mucho» en los poderes públicos, frente al 46,6 % que confía «poco». EFE


Compartir

Dejar respuesta