cáncer infantil

La Asociación de Padres y Madres de Niños con Cáncer de Álava, Aspanafoa, ha denunciado que la pandemia del coronavirus está mermando la atención sanitaria de los niños y adolescentes con cáncer y ha reclamado que su atención y diagnóstico «vuelvan a ser una prioridad».

Su presidente, Mikel García, ha expuesto que la supervivencia de menores con cáncer está viéndose afectada por los reajustes en el sistema sanitario que ocasiona la covid-19, con motivo de la conmemoración este lunes del Día Internacional del Niño y Niña con Cáncer.

La Federación Española de Padres de Niños con Cáncer ha hecho un estudio sobre el impacto del coronavirus que señala que «el 30 % de las pruebas y tratamientos de menores con cáncer se han visto afectadas en forma de retrasos o cambios».

García ha explicado que las restricciones por la pandemia no han permitido la presencia de las asociaciones en las unidades oncológicas de los hospitales, con el consecuente «desgaste emocional» para las familias al vivir la enfermedad «en soledad» y sin espacios para «desahogarse» ni obtener apoyo externo al familiar.

Esta situación ha conllevado «despedidas mucho más duras» ante la prohibición de que la trabajadora social pudiera acompañar a las familias en un año en el que han fallecido «3 menores» con cáncer en Álava.

La pandemia también ha perjudicado económicamente a familias con trabajadores en ERTE, que «han perdido la prestación económica» que tienen por cuidado de menores con cáncer, y también a nivel educativo ante la mayor dificultad de los niños hospitalizados para seguir las clases a través de internet.

Aspanafoa atiende a 109 familias y usuarios de Álava con 12 menores en tratamiento y cerca de 50 en revisión a la espera de recibir el alta.

En los últimos cinco años esta enfermedad ha afectado a 30 menores alaveses con 2 nuevos casos el pasado año.

Cada año se diagnostican 1.500 nuevos casos de cáncer entre niños y adolescentes en España con una tasa de supervivencia del 81 %.

Compromiso del año pasado

El diputado de Políticas Sociales, Emilio Sola, se comprometió el pasado año a estudiar la posibilidad de que «los menores no tengan que desplazarse hasta el centro» para realizar su evaluación.

Una iniciativa que, ha asegurado, la Diputación retomará para evitar «el trasiego de menores a los centros de valoraciones» y ha indicado que «no se ha avanzado» en ello debido a las suspensiones y retrasos en las valoraciones de dependencia a consecuencia del coronavirus.

Aspanafoa ha plantado un cerezo en las inmediaciones del skate park del barrio de San Martín de Vitoria que «simboliza el árbol de la vida» y muestra con hojas con forma de manos de niños las tasas de curaciones y el porcentaje de fallecidos que causa el cáncer entre la población infantil. EFE


Compartir