urtaran ramiro fondos europeos bochornoso alava

El Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz y la Diputación Foral de Álava han realizado un llamamiento a las familias alavesas para que acojan este verano en sus casas a un niño o niña procedentes de los campamentos de población refugiada saharaui.

¿Se animarán los máximos responsables de ambas instituciones? Gorka Urtaran y Ramiro González, respectivamente.

Suponemos que sí. Ya que es loable la petición que lideran sus instituciones y estamos seguros que predicarán con el ejemplo.

Al llamamiento institucional se han sumado: la Asociación de familias de acogida de niños/as saharahuis de Álava (Afanis), y la Delegación en Euskadi del Frente Polisario.

El año pasado, un total de 42 familias alavesas acogieron durante los dos meses de verano a 17 niñas y 28 niños saharauis procedentes de los campamentos de población refugiada saharaui en Tinduf (Argelia) dentro del programa Vacaciones en paz.

Este año se prevé un alto número de niños y niñas que participarán en el programa por primera vez y, por tanto, se necesitan familias nuevas que se animen a acoger. De ahí, el llamamiento a participar en el programa ‘Vacaciones en Paz’ que gestionan Afanis y el Frente Polisario junto con las instituciones alavesas.

Las entidades mantienen un convenio de colaboración para el desarrollo de ‘Vacaciones en paz’, un programa de acogida temporal, durante los dos meses de verano, que tiene el objetivo de fomentar e impulsar el acercamiento entre el pueblo saharaui y el Territorio Histórico de Álava, sensibilizando a la sociedad alavesa. Además, propicia que los niños y niñas del programa disfruten durante dos meses de otra realidad distinta a la que les aporta su realidad cotidiana en el desierto, proporcionándoles asistencia médica y una alimentación equilibrada, al tiempo que se fomenta un intercambio cultural entre los niños y niñas saharauis y alaveses.

Estos niños y niñas viven durante todo el año en los campamentos de refugiados saharauis en una zona del desierto del Sahara conocido como la Hamada Argelina, una de las zonas más extremas para vivir, en condiciones precarias y en un exilio obligado desde el año 1975. El programa pretende darles un respiro para que puedan salir del desierto del Sahara durante los meses de verano, en los que se soportan temperaturas superiores a los 55 grados. Estos dos meses que pasan en nuestro territorio son fundamentales para que vuelvan a sus casas con una salud mejorada y una energía renovada, que les permite afrontar con más fuerza el resto del año.

“El tiempo que estos niños y niñas pasan en Araba y las vivencias que aquí acumulan repercuten positivamente en su salud, en su bienestar global tanto física como mental y en su enriquecimiento y crecimiento personal. Las familias alavesas acogen a estos niños y niñas como un hijo o hija más y en los dos meses que pasan con nosotros renuevan fuerzas y energía para volver a afrontar la vida dura de los campamentos”, ha explicado García de Salazar.

Por su parte, la concejala de Cooperación, Jaione Aguirre, ha insistido en hacer un llamamiento a las y los gasteiztarras para acoger a niñas y niños saharauis y ha recordado que “Vitoria-Gasteiz fue una de las ciudades pioneras en la solidaridad con el Sáhara y eso es gracias, además del apoyo institucional, a todas esas familias que año a año dedican su verano a apoyar y dar cariño a niñas y niños saharauis, obligados a vivir en un desierto inhóspito en condiciones infrahumanas. Quiero agradecerles especialmente por ser faro y apoyo para cientos de pequeños y pequeñas”. Aguirre ha destacado además que “seguiremos acompañando la causa del pueblo saharaui. Seguimos exigiendo que se cumpla la legalidad internacional y que por fin se celebre el referéndum de autodeterminación previsto por Naciones Unidas. Pedimos que se respeten los derechos civiles y políticos, los económicos y sociales de la población saharaui en los territorios ocupados y no nos cansamos de denunciar la persecución que sufren los activistas de los Derechos Humanos. Denunciar igualmente el incumplimiento por parte de Marruecos de las sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que impide expresamente la aplicación de los acuerdos de pesca entre Marruecos y la UE, en aguas jurisdiccionales del Sáhara Occidental”.

 


Compartir

6 Comentarios

  1. Gorka ha declarado otros años ante esta pregunta que él no puede, que con los propios tiene suficiente. Eso por eso por lo que anima a los demás a hacerlo. Ramiro esquiva dicha pregunta.

  2. ¿Y qué pasa con los niños de resto del mundo que no proceden de ese lugar, acaso no merecen la misma atención y recursos para ser acogidos?.

      • Cómo si no hubiera más niños en el mundo que necesitaran muchísima más ayuda que los de estos dos pueblos pequeños, y ninguna asociación ni organismo público tiene intención de pensar siquiera en ellos. Debe ser que políticamente no les reporta beneficios.

  3. A la señora Jaione Agirre decirle que si realmente quiere ayudarles done una parte de su importante sueldo y acuda a prestarles su inestimable y PERSONAL ayuda allí, donde sabemos serán de gran utilidad y bien acogidas sus propuestas y consejos.

Dejar respuesta