foto @jose_lope89

Se ha salido de madre. La lista de incidentes que publicamos, lo constata. Hasta el punto que las autoridades han tenido que intervenir públicamente para advertir de los riesgos. Dos son los elementos comunes en los sucesos nocturnos por toda la geografía vasca: grupos de personas con número superior a lo permitido y agresiones. El origen: fiestas ilegales y alcohol.

La Ertzaintza ha detenido desde ayer a 18 personas en botellones, fiestas ilegales y por desórdenes públicos, y ha abierto 735 propuestas de sanción por el incumplimiento de las medidas frente a la covid-19, ha informado este domingo el Departamento vasco de Seguridad. Y hay más de 1.000 personas identificadas.

Las 18 detenciones -10 en Bizkaia, 7 en Gipuzkoa y 1 en Álava- y las 735 actas de infracción -320, 254 y 161, respectivamente- se han producido entre la jornada de ayer, sábado, y la madrugada de este domingo. Y de momento no se para este problema, porque multas hay, pero siguen las trifulcas. ¡Multas a quienes han pillado, que no habrá…!

Vitoria: Cumpleaños en el centro

Sobre las ocho menos cuarto de la tarde, en un establecimiento hostelero de la calle San Antonio de Vitoria se localizó una fiesta de cumpleaños en la que los participantes «no estaban sentados y se encontraban en grupos de más de seis personas».

La Ertzaintza sancionó a 55 personas, entre participantes y a los dueños del local por permitir la fiesta.

Vitoria: Multa a un local y a 48 clientes

A esta actuación de la Ertzaintza en Vitoria se suma otra desarrollada por la Policía Local de la capital alavesa, que sobre las 19.00 horas del sábado intervino en un local de la calle Fueros e interpuso 48 denuncias: 24 por no respetar distancia y 24 por no portar la mascarilla.

Además a los responsables del establecimiento se les denunció por exceder el aforo y por «no realizar vigilancia del local», según han informado desde el Ayuntamiento de Vitoria.

Vitoria: Resistencia grave

Hacia la una de esta madrugada del sábado, una patrulla ha observado a un varón caminando por la calle Portal de Arriaga de Gasteiz.

Los agentes lo han parado y le han instado a que se identificarle para sancionarlo por incumplir las restricciones horarias existentes.

Esta persona se ha negado a facilitar su identidad y se revuelto de manera violenta cuando han tratado de registrarle, lo que desembocado en su arresto por desobediencia y resistencia grave a agentes. Se trata de un hombre de 42 años.

Discoteca en la calle Florida

Además la policía intervino a la salida de una discoteca en la calle Florida. Según los lectores, identificando jóvenes sin mascarilla y pir peleas.

 

Donosti: Pelea

Alrededor de la pasada medianoche del viernes, efectivos de la Ertzaintza han acudido al Paseo de los Olmos de Donostia ante el aviso de una pelea.

Cerca de allí, en la Plaza del Cedro han encontrado a tres jóvenes y han procedido a identificarles en relación a la presunta pelea, y ha resultado que uno de ellos, de 27 años, tenía una requisitoria de detención por lo que ha sido arrestado. A los dos otros varones se les ha indicado que fueran a su domicilio para cumplir con el vigente toque de queda, pero han hechos caso omiso y se han dirigido a un local próximo.

Los ertzainas se han aproximado y han oído voces de varias personas, por lo que han llamado a la puerta. En el interior había cinco jóvenes que fueron identificados y dos de ellos, de 18 y 28 años, mostraron una actitud hostil y llegaron a intentar agredir a los agentes por lo que fueron detenidos.

Donosti: Desórdenes públicos

Además, también en San Sebastián, en torno a las ocho de la tarde, se desalojó la Plaza de la Trinidad y alrededores ya que había una «multitud de personas con intención de realizar botellón», lo que desembocó en unos desórdenes públicos en los que se arrojaron objetos a los ertzainas y cuatro personas fueron detenidas por atentado contra agentes de la autoridad.

Bilbao: Agresiones a agentes y abusos

Agentes de la Ertzaintza han detenido en Bilbao a cinco personas que participaban en una fiesta ilegal en una lonja. Los arrestados han agredido a varios de los ertzainas que han acudido al local cuando trataban de identificarles. Por otro lado, a uno de los detenidos también se le imputa por un delito contra la libertad sexual por realizar tocamientos una chica que ha tomado parte en esta fiesta.

Alrededor de las cinco menos diez de esta madrugada, una mujer ha solicitado presencia policial en la zona de Uribarri, en Bilbao. Al parecer, una chica había llamado al portero automático de su casa pidiendo ayuda ya que había estado de fiesta en una lonja de las inmediaciones y había sido víctima de tocamientos de índole sexual. Las dotaciones policiales desplazadas al lugar, han encontrado una lonja en la que se oían voces y música por lo que han llamado a la puerta. En su interior se encontraban ocho chicos y una chica que han mostrado una actitud agresiva y desafiante ante los ertzainas y varios de ellos se han negado a identificarse. Esta situación ha desembocado en la agresión a varios agentes y a la detención de cuatro varones y una mujer por atentado contra agentes de la autoridad.

Entre tanto en el exterior de la lonja, se ha acercado una mujer acompañada de una joven. Eran las personas que habían realizado la llamada solicitando que acudiera la Ertzaintza. La chica ha relatado que había estado toda la noche en la lonja y que cuando ha querido irse no le han dejado, asimismo, ha asegurado que uno de los participantes en la fiesta la había llevado a una zona apartada del local y le había realizado tocamientos en contra de su voluntad. El presunto autor de estos hechos, era uno de los detenidos y se le ha imputado también por un delito de abusos sexuales.

Los detenidos, con edades comprendidas entre los 19 y los 24 años, serán puestos a disposición judicial cuando se finalicen las diligencias policiales pertinentes. Dos ertzainas que han intervenido en este incidente han precisado atención sanitaria y uno de ellos ha causado baja. 

Bilbao: 36 personas en una fiesta

El último de estos incidentes se ha producido sobre las 5:50 horas de esta madrugada, cuando la Ertzaintza ha identificado y abierto actas de infracción a 36 personas que estaban en una fiesta en el ático de un pabellón de la calle Biarritz de Bilbao.

Agentes de la Ertzaintza y de las policías locales de varios municipios vascos tuvieron que actuar en la tarde de ayer en varias ocasiones ante la presencia de grupos de personas que no respetaban la normativa contra el coronavirus.

Gipuzkoa: Botellones

En Olaberria (Guipuzkoa), pasadas las seis y media de la tarde de ayer, la Policía vasca identificó a 24 personas que estaba realizando un botellón en unas pistas de pádel de la localidad, a todas las cuales se abrió una propuesta de sanción.

Sobre la misma hora, la Ertzaintza tuvo conocimiento de que se estaba celebrando un botellón en un aparcamiento del barrio de Meaka en Irún (Gipuzkoa), donde las patrullas encontraron a un centenar de jóvenes consumiendo alcohol sin respetar la normativa preventiva establecida por la pandemia. Al parecer, se había realizado la quedada a través de las redes sociales.

Muchos de los presentes huyeron del botellón ante la presencia policial, pese a lo cual 46 personas fueron identificadas y denunciadas por incumplir con el número máximo de seis personas en una reunión y por consumir alcohol en la vía pública.

Mungia

A las ocho y diez de la tarde, patrullas de la Ertzaintza acudieron a zona de ambiente en la calle Aita Elorriaga de Mungia (Bizkaia) y encontraron a numerosas personas que no estaban respetando las medidas preventivas contra la covid-19.

Ante la presencia policial, algún joven se abalanzó contra los agentes y uno de ellos, un chico de 19 años, fue detenido por atentado contra agentes de la autoridad.

 


Compartir

17 Comentarios

  1. La gente ya está hasta las pelotas de tanto ataque a las libertades y derechos fundamentales. Era cuestión de tiempo que pasen estas cosas.

  2. Me quedo con el primer suceso en que a las 8 de la tarde unos paisanos celebrando un cumpleaños estaban más de 6 y no estaban sentados….
    Oh!!! Qué horror qué irresponsables, van a conseguir que muramos todos!!!!!
    Por favor una cosa es desmontar fiestas y botellones ilegales y otra cosa es hacer el idiota la policía persiguiendo cuatro merluzos que aunque no cumpla las normas tampoco están matando a nadie.
    Rigor policial y estaca contra las actitudes iresponsables, pero tampoco hace falta que se nos vaya la rosca con las chorradas.

  3. La gente ya está hasta las pelotas de cuatro imbéciles que se pasan el bienestar de los demás por el forro y de otros cuatro, más imbéciles si es posible, y muy cortos de inteligencia, que les aplauden y defienden.

  4. Capitán Silver: tienes razón ¿? Según los códigos civil y criminal, las leyes están para que se cumplan en su totalidad y por todas las personas; pero como tú das a entender están mal hechas. Cuando se incumple una ley, el policía tiene que estudiar si la ha incumplido mucho o poco. Si la ha incumplido mucho (a su juicio claro), tiene que multar; si la ha incumplido poco (a su juicio también), no tiene que multar. No van a sancionar a quien circule en sentido contrario en una autopista, si solo lo hace uno o dos quilómetros. Ni tienen que sancionar a alguien que ha robado unas gafas en una tienda si no son muy caras. A quien pinta las paredes si solo son unas firmas de nada o unos dibujos. Ni si a ti te dan a ti unas tortas en plena calle; no van a hacer el idiota protegiendo a un viandante por una chorrada así. Cuatro tortas no matan a nadie. Por si hacen lo que tú pregonas, aconsejo a la gente que meta entre sus amistades todos los policías que pueda; segura que la mayoría de sus infracciones serán leves, y sin necesidad de sanción. Cuanta inteligencia desperdiciada.

    • Buenas:
      Siguiendo el ejemplo claro que tú has puesto, viene bien para explicar lo mismo que quería decir yo aunque no sé si me he expresado bien.
      Quiero decir que estamos equiparando robar unas gafas con ir en dirección contraria por la autopista. En la misma noticia, en mismo titular salen infracciones totalmente distintas como no está sentado en la barra de un bar y montar una fiesta ilegal o un botellón.
      No quiero decir que las infracciones leves no sean sancionables sino que no son equiparables y parece que a todo lo estamos midiendo por el mismo rasero.
      Ojalá todos los recursos policiales que se utilizan para controlar a una cuadrilla de amigos que exceden el número y no están sentados en un bar, se utilizarán por ejemplo en controlar robos de bicicletas que también es un delito que está enquistado en Vitoria y no se soluciona.
      Es más fácil multar a cuatro garrulos que están incumpliendo una norma leve.
      Como sigamos así va a llegar a un punto en qué van a perseguir a los que cruzan el paso de peatones en rojo con todo el rigor de la ley y justo después de cruzar la calle nos van a robar la cartera y no va a pasar nada.

  5. Ni puta idea de lo que es el ataque a las libertades, nunca en la historia el ser humano a sido tan libre, libre de expresar libre de pensar, libre de elegir, acceso a información,
    La cartilla de racionamiento, ser arrestados y ejecutados por pensar y expresarlo libremente fue una realidad que le décadas siglos han hecho la actualidad pero han tenido que caer much@s para vivir en era del bienestar.
    Pero en eso gastamos nuestras fuerzas en reinvidicar que nos estar matando .
    Pero con unos tutoriales somos todos de repente los más listos de la clase

  6. Capitán Silver: Toda las infracciones son sancionables; cada una con su castigo. No se puede dejar de sancionar unas porque a algunos les parezcan leves, para vigilar y castigar las que a otros parecen graves. Volvemos a lo que digo antes: «a le elección de la policía». La distinciones entre leves y graves que haces tú, reafirman lo de la elección policial. Quitas importancia a quienes incumplen las leyes poniendo en grave riesgo la vida de las personas, y das importancia de grave a quien roba una bicicleta. ¿¿¿???

    • No exactamente, si no que me gustaría que siguiera ese rigor policial para todo.
      En 4 días desaparece la delincuencia.
      Y ya de paso la misma eficacia vacunando que sancionado.

  7. Después de tanta supresión de derechos y de tanto pisar a la ciudadanía ¿Qué esperaban? ¿Aplausos a las 20:00 como la otra vez? Demasiado poco está pasando para lo que tenía que pasar, lo que no entiendo aún es como no están ya empezando a rodar cabezas.

Dejar respuesta