Las familias vitorianas cobrarán antes las becas de estudio
irekia

Las principales federaciones de familias de la enseñanza privada concertada han valorado el «gran esfuerzo» de las patronales para renovar el convenio y han exigido a los sindicatos que lleguen a un acuerdo como en el convenio de las ikastolas.

En un comunicado conjunto, la asociación vasca FAPAE y las territoriales FEGUIAPA (Gipuzkoa), FAPACNE (Álava) y BIDELAGUN (Bizkaia) han considerado que «tanto desde las patronales como desde el Departamento de Educación se está haciendo un gran esfuerzo para la resolución de este conflicto que, sin embargo, parece totalmente enquistado» con la convocatoria de cinco nuevas jornadas de paro en febrero.

En cambio, han exigido a los sindicatos que lleguen a un acuerdo «tal y como se ha logrado con las ikastolas» porque las «condiciones ofrecidas son iguales».

Las asociaciones de padres y madres han pedido a las centrales que «sean conscientes del impacto social que están generando y las consecuencias a futuro en nuestra sociedad».

En su opinión, los sindicatos deben desconvocar «de forma inmediata» los paros anunciados «mientras duren las negociaciones» y no convertir a los estudiantes en «rehenes de un conflicto político, puesto que esto ha dejado de ser un conflicto laboral».

Para las familias de la enseñanza concertada, con las huelgas los trabajadores «están poniendo en peligro tanto la viabilidad de unos centros por los que apuestan multitud de familias como sus propios puestos de trabajo y más entrando ahora en el periodo de prematrícula».

«Creemos que puede existir una parte de la comunidad educativa que busca la desaparición de este modelo educativo y ello solo nos lleva a la perdida de parte de la riqueza con la que cuenta nuestro sistema educativo», han añadido.

Otro colectivo de asociaciones de familias de la concertada, AMPAs Unidas, ya criticó el pasado sábado, cuando celebró una manifestación en Bilbao, que «esto ha dejado de ser un conflicto laboral para convertirse en una lucha sindical» porque «algún sindicato lleva por bandera ser como Atila, por donde pasa quema la hierba» para «salir en prensa y seguir sumando estadísticas de conflictos colectivos». EFE



Dejar respuesta