La menor incidencia de la huelga en la red concertada ha estado en Álava

0
punto profesorado Colegios concertados y niños
entreseccion_noticia

(EFE).- Más del 65 % de los trabajadores de los centros de iniciativa social de la enseñanza concertada vasca secunda hoy la primera de las jornadas de huelga convocadas este curso en demanda de mejoras salariales y laborales, según los sindicatos, aunque la patronal asegura que los huelguistas son una minoría del 34 %.

Según los datos aportados por la patronal Kristau Eskola, el llamamiento de ELA, Steilas, CCOO, LAB y UGT ha sido seguido por casi 2.900 trabajadores de un total de 8.232.

Por territorios, la incidencia de la huelga ha sido del 42 % en Bizkaia, 31 % en Gipuzkoa y 27 % en Álava, según Kristau Eskola, cuyo director general, Mikel Ormazabal, ha señalado a Efe la intención de reunirse con los sindicatos a lo largo de este mes.

Diferentes datos han aportado los sindicatos, que han asegurado un seguimiento de más del 65 %, con una respuesta superior, incluso, al 80 % en algunos centros y etapas educativas.

En el marco de la jornada de huelga, miles de personas se han manifestado en Bilbao tras una pancarta en la que se leía «Hitzarmen berri baten alde, benetako negoziazioa orain» (negociación real ahora por un nuevo convenio).

La marcha ha partido hacia las 11.30 horas del Sagrado Corazón y ha recorrido el centro de la ciudad entre gritos reivindicativos.

Más de 8.000 trabajadores de los centros de iniciativa social, que representan el 70 % de la enseñanza concertada vasca -no están las ikastolas-, están convocados hoy y mañana a la huelga. La movilización afecta a unos 120.000 alumnos.

Los sindicatos han mostrado su satisfacción por el «amplísimo» seguimiento logrado por el llamamiento.

«Esto demuestra que la gente está con ganas de pelear y no se va a conformar con cualquier cosa», ha avisado la representante de ELA Miren Zubizarreta.

Las centrales han advertido de que si las patronales del sector, Kristau Eskola y AICE-IZEI, continúan sin dar respuesta a sus reivindicaciones, seguirán adelante con el calendario de movilizaciones acordado, que incluye cuatro días de huelga para el mes de noviembre (del 27 al 30 de ese mes).

Las protestas son continuación de las movilizaciones, entre ellas tres jornadas de huelga desarrolladas en el sector el curso pasado.

Desde entonces, la situación «no ha cambiado mucho», lamentan los sindicatos. La última reunión negociadora entre la representación sindical y las patronales se celebró en noviembre del año pasado.

Los sindicatos, que recuerdan que los trabajadores llevan casi diez años sin convenio, culpan a las patronales: «Las patronales siguen estando sumidas en una actitud inmovilista» reprochan.

Desde Kristau Eskola, Mikel Ormazabal ha negado el inmovilismo del que se acusa a su organización y tras recordar que los que se levantaron de la mesa del convenio fueron los sindicatos, ha señalado que durante este tiempo la patronal ha estado negociando con el Gobierno Vasco la posibilidad de una subida de la financiación a los centros concertados.

«Saben que estamos negociando con el Gobierno Vasco y queremos luego negociar con ellos», ha afirmado el responsable de Kristau Eskola, que aboga por un acuerdo que no vaya en contra «de la viabilidad y sostenibilidad de los centros».

Ormazabal ha señalado que a lo largo del mes de octubre mantendrán reuniones con los sindicatos y se ha mostrado esperanzado en un acercamiento de posturas que posibilite que no haya huelgas en noviembre.

Los sindicatos reclaman mejoras salariales y de condiciones de trabajo para un colectivo que acumula, según sus datos, una pérdida de poder adquisitivo superior al 1 % y soporta cargas de trabajo «insostenibles».

Demandan recuperar el poder adquisitivo perdido, equiparar salarialmente al profesorado de la ESO -con diferentes salarios según el ciclo-, mejorar las condiciones para los trabajadores en situación más precaria como los de la franja infantil de 0-3 años y los especialistas de apoyo educativo y lograr un acuerdo para recolocar al personal afectado por el previsible cierre de aulas que provocará el descenso de la natalidad. EFE

Compartir

Dejar respuesta