lab

El aumento de salarios y la contención de precios han acaparado las reivindicaciones de este Primero de Mayo que ha reunido en las calles de Euskadi a miles de personas convocadas por los sindicatos ELA y LAB, que han celebrado este día de forma separada, y CCOO y UGT, que han marchado juntos.

En Bilbao, el secretario del sindicato ELA, Mitxel Lakuntza, ha criticado al Gobierno Vasco por «pedir» a las centrales que renuncien a reclamar subidas salariales acordes al IPC y ha afirmado que «el problema no es aumentar los salarios, sino bajar impuestos a las empresas».

«Venimos de perder un 10 % de poder adquisitivo en la última década -un 17 % en el sector público- cuando las empresas han declarado beneficios históricos y nos piden que seamos parte de una estrategia de empobrecimiento en una sociedad donde desde hace décadas, la riqueza se reparte peor», ha reprochado.

Los secretarios generales de CCOO y UGT de Euskadi, Loli García y Raúl Arza, respectivamente, han afirmado, por su parte, que «exigirán» cláusulas de revisión salarial en todos los convenios colectivos para evitar que la clase trabajadora «vuelva a ser la pagana» de una nueva crisis.

Loli García ha asegurado que «no permitirán» que las patronales suban precios, congelen salarios y «se llenen los bolsillos a costa de los trabajadores», mientras que Arza ha incidido en la mejora de los salarios -«no puede haber tentaciones de bajarlos»- y ha destacado que «si no se contienen los precios y se congelan los salarios, las repercusiones serán graves ante la subida desmedida del coste de la vida».

Por parte de LAB, su secretaria general, Garbiñe Aranburu, ha asegurado que esta central «no legitimará» un pacto de rentas -propuesto por el Gobierno español- que suponga pérdida de poder adquisitivo para los trabajadores, y tras apostar por políticas redistributivas y el reparto de los cuidados, el empleo y la riqueza, ha remarcado que defenderá la «actualización y dignificación» de los salarios «con referencia al IPC».

En San Sebastián, los principales sindicatos han concentrado sus movilizaciones a mediodía con la marcha de ELA, encabezada por una pancarta en la que se leía Borrokan ari gara (Estamos en lucha). Acabemos con la precariedad», y que ha discurrido en tono festivo por San Sebastián, acompañada por un grupo de percusión.

CCOO y UGT han partido del Boulevard donostiarra encabezados por otra pancarta con el lema «La solución: subir salarios, contener precios, más igualdad», tras la que los participantes han recorrido las principales calles de la ciudad con banderolas de sus sindicatos, ikurriñas y banderas republicanas.

En Vitoria, las manifestaciones más numerosas las han protagonizado ELA y LAB, que por separado han partido a las 12.00 horas y en distintas direcciones desde la Plaza de la Virgen Blanca de la ciudad para recorrer las calles más céntricas de la capital alavesa.

Una hora antes, a las 11.00, la marcha de CCOO y UGT ha partido también desde la misma ubicación secundada por alrededor de un centenar de personas con ikurriñas y banderas republicanas.

Diferentes representantes políticos han participado en las manifestaciones de CCOO y UGT, entre ellos dirigentes del PSE-EE como la vicelehendakari Idoia Mendia, y los secretarios de Bizkaia y Gipuzkoa, Mikel Torres y José Ignacio Asensio, así como de Podemos Ahal Dugu y Ezker Anitza-IU.



3 Comentarios

  1. Los trabajadores tienen muchos motivos para salir a la calle y para reivindicar derechos frente a las empresas y frente al gobierno. Sin embargo algo falla cuando a las manifestaciones no acuden ni los sindicalistas elegidos en las empresas de Vitoria. Hay verbenas en cualquier pueblo con más éxito. Quizá la gente se ha dado cuenta de la falta de eficiencia de unos sindicatos conniventes con el gobierno, subvéncionados en exceso y que solo se preocupan de los funcionarios y de su marisco.
    De los trabajadores de las pequeñas empresas, de los autónomos, de esos nadie se preocupa. Pero la gente no es tonta…

  2. Los sindicatos que son la segunda B de la política, tiene sus días contados.
    Son como las televisiones, están muertos y no lo.saben, siempre habrá vende humos que engañen a los trabajadores y mafias sindicales enquistadas sobre todo en las grandes empresas como.mercedes y Michelin ,osakidetza…. Pero la gente cada vez es menos tonta.
    Menos afiliados que nunca ….se acaba el chollo

  3. Serán verdaderos sindicatos cuando no reciban dinero de ningún gobierno.
    En el momento que aceptan dinero del gobierno de turno pierden toda su credibilidad

Dejar respuesta