El Ayuntamiento de Vitoria ha dicho públicamente que las comparsas deberán controlar el volumen de la música.

Las carrozas, por tanto, no podrán rebasar límites de ruido establecidos.

«En las bases de participación de las comparsas en los carnavales, el volumen de los sistemas de sonido debe ajustarse a la normativa vigente en la materia», asegura el Consistorio e informa que «las comparsas están al tanto de esta normativa y por ello deben cumplirla».

Ha sido en el Buzón Municipal en respuesta al aviso de un ciudadano que planteaba «el grave problema que representa el elevado volumen de cada carroza».


Compartir