Discurso íntegro del alcalde de Bilbao ¡Sin contemplaciones!

El Parlamento Vasco ha condenado los actos de «violencia y enfrentamiento» con agentes policiales protagonizados por grupos de jóvenes participantes en «botellones» tras un debate en el que han salido a la luz las discrepancias de los grupos en torno a la «sanción sin piedad» propuesta por el alcalde de Bilbao, Juan María Aburto.

PP+Cs ha llevado este jueves al pleno este asunto a través de una iniciativa que finalmente ha pactado con PNV y PSE-EE y que ha sido respaldada también por Vox, mientras que EH Bildu ha votado en contra y Elkarrekin Podemos-IU se ha abstenido.

A través de este texto, la Cámara ha mostrado su rotunda condena por estos actos de «violencia y enfrentamiento» con la policía que se han producido en las últimas semanas en distintas localidades vascas porque demuestran actitudes «insolidarias e incívicas» de sus autores que además «perturban la convivencia ciudadana».

Por ello, la institución ha manifestado su apoyo a la labor que desempeña la policía «para garantizar el cumplimiento» en las calles de la normativa sanitaria anti covid.

La advertencia que hizo ayer el alcalde de Bilbao, José María Aburto, (tras los altercados y desperfectos provocados en algunas zonas de la ciudad por jóvenes que participan en «botellones») de que el Consistorio prepara un «refuerzo importante» de la Policía Municipal y que esta va a «sancionar sin piedad» ha estado muy presente en las intervenciones de algunos grupos, que han dejado a la vista sus diferencias a la hora de abordar este problema.

Desde PP+Cs, Carmelo Barrio ha opinado que estos altercados «no sos esporádicos», sino que se trata de «incidentes orquestados» detrás de los que ha asegurado que se encuentra la izquierda abertzale. «Los incidentes contra la policía no son un caso aislado, no son un botellón pandillero porque llevan la marca de la radicalidad y del odio contra los representantes de la autoridad», ha denunciado.

Julen Arzuaga (EH Bildu) ha rechazado estos incidentes, ha dicho que «no tienen ninguna razón ni justificación» y ha respondido a Barrio que detrás de su propuesta se esconden «esquemas de pasado que no solucionan nada por interés político».

«¿Cuál es la solución? ¿Enviar a más policía y sancionar sin piedad? ¿Más represión, más madera?», se ha preguntado Arzuaga, quien ha opinado que la propuesta aprobada no sirve para buscar soluciones a una realidad «compleja» y que solo busca «un titular de prensa».

En la misma línea, Iñigo Martínez (Elkarrekin Podemos-IU) ha condenado los altercados, ha negado su intencionalidad política y ha pedido al Gobierno Vasco que trate este problema con «más mano izquierda» y con altura de miras». Ha advertido de que el mensaje de «sancionar sin piedad» y del «a por ellos» está equivocado y responde a un «primitivismo populista que recuerda a la peor época del alcalde Azkuna».

Por parte del PNV, Jon Andoni Atutxa ha defendido los planteamientos de Aburto y ha pedido una alternativa a los grupos que la rechazan. «¿Qué tiene que hacer la policía? ¿Esperar a que dejen de estar como el eje de la tierra? ¿Razonar con ellos?», ha preguntado, para defender que su partido es consciente de que la solución «va más allá de lo policial», pero que esta respuesta se dará cuando sea necesario.

El socialista Txarli Prieto ha opinado que estos actos violentos «tienen un componente de violencia organizada» y que en ellos participan «provocadores violentos profesionales» junto con jóvenes que ejercen una «violencia gamberra». «Es una violencia con distintas raíces que busca desestabilizar y denostar a la policía», ha considerado.

Por último, Amaia Martínez (Vox) ha rechazado cualquier manifestación violenta «venga de donde venga» y ha mostrado su apoyo a las fuerzas policiales. EFE


Compartir

3 Comentarios

  1. Osea, un piadoso meapilas que se caracteriza por tildar como casoaislado cada asalto que sufren mindundis pagatodo, pide ahora leña sin piedad por unos botellones más o menos movidos.

  2. Cómo se ve que Jon no padece el libertinaje de todos esos descerebrados. Totalmente de acuerdo con el alcalde de Bilbao. Ya está bien de exceso de tolerancia y permisividad. Les das la mano y te cogen todo el brazo. Si ahora se les tolera todo, cuando sean adultos cerebrales, no de edad, no los aguantarán ni sus familias. Se desgañitan pidiendo derechos y libertades; ¿los de quién? ¿los suyos? y… ¿Qué hay de las obligaciones?

    • ¿Vives en Doña Casilda, verdad? ¿O en algún sitio VIP? ¿Os creéis que sólo tenéis derecho a lo bueno y que toda la mierda tiene que venirse a los barrios, no? Ajito y agüita, guapi.

Dejar respuesta