foto ajena a la información

EFE.- Los colegios públicos alaveses han asumido durante los tres últimos años más del triple de alumnos que se incorporan a los centros con el curso empezado que las escuelas concertadas, situación similar a la que se vive en Gipuzkoa, donde casi el doble se matriculan en la red pública.

En Bizkaia, sin embargo, la tendencia es la opuesta, ya que son más los estudiantes que llegan a las aulas concertadas a lo largo del curso, que los que se dirigen a las públicas.

Estos datos se recogen en una respuesta de la consejera de Educación, Cristina Uriarte, a la parlamentaria de EH Bildu Rebeka Ubera, a la que ha tenido acceso Efe, sobre las cifras de la «matrícula viva», el alumnado que entra en los colegios con el curso empezado y que en su mayoría procede de otros países o de otras comunidades autónomas.

Los datos dejan claro que en Álava y en Gipuzkoa es la red pública la que acoge de forma mayoritaria a estos estudiantes, mientras que en Bizkaia ocurre lo contrario. Los datos hacen referencia a los cursos 2014-15, 2015-16 y 2016-17, éste último aún sin terminar.

Así, en Álava en los últimos tres cursos los centros públicos de Infantil, Primaria y Educación Secundaria Obligatoria (ESO) han asumido 1.870 de estos alumnos (729 en el curso 2014-15, 664 en el 2015-16, y 477 en el 2016-17) y los concertados 595 (147 en 2014-15, 229 en 2015-169 y 219 en 2016-17).

Por modelos lingüísticos, en la pública 646 entraron al D (todo en euskera), cifra muy superior a los 52 que lo hicieron en la concertada en los tres últimos cursos. Un total de 567 optaron por el modelo B (mixto en euskera y castellano) en la pública y 247 en la concertada y, en cuanto al modelo A (en castellano con euskera como asignatura) 657 se matricularon en los centros públicos y 296 en los concertados.

En Vitoria, donde el pasado año surgió una plataforma formada por familias, sindicatos y asociaciones para denunciar la concentración del alumnado de origen extranjero en la red pública, hay centros públicos de Infantil y Primaria y también de Secundaria que superan las 100 incorporaciones tardías en los tres últimos cursos y que en un único curso han llegado a recibir casi 70 de estas matrículas.

El desequilibrio entre redes en esta materia es más acusado en los ciclos de Infantil y Primaria que en los de la ESO en la capital alavesa, donde los cinco centros concertados de Formación Profesional que integran Egibide son los que concentran la mayor parte de las incorporaciones tardías a las escuelas privadas, con más de 130 en estos tres últimos cursos.

En Gipuzkoa, un total de 2.179 de las incorporaciones durante los tres últimos cursos se registraron en los colegios dependientes del Departamento de Educación y 1.295 en los que reciben financiación pública a través de los conciertos.

Por cursos, la pública recibió 850 en 2014-15, 774 en 2015-16 y 555 en 2016-17, y la concertada 443 en el primero de los periodos, 463 en el segundo y 389 en el tercero.

En cuanto a los modelos, los centros públicos matricularon en el D a 1.741 alumnos, a 412 en el B y a 26 en el A, y los concertados a 727 en el D, a 504 en el B y a 64 en el A.

En Bizkaia la situación difiere de la de los otros dos territorios, ya que la matrícula viva es superior en la concertada (2.621), que en la pública (1.766). En el primero de los cursos analizados los colegios públicos gestionaron 534 matrículas (991 los concertados), en el segundo 676 (905 los concertados) y en el actual 556 (725 los concertados).

Por modelos, al D público llegaron 1.164 alumnos (603 al concertado), al B público un total de 214 (1.456 al concertado) y al A público acudieron 388 (562 al concertado).



Dejar respuesta