diputacion hacienda renta dolorosa

La recaudación fiscal de las tres diputaciones vascas por tributos concertados ascendió en enero a 820,1 millones de euros, es decir un 7,6 % y 58,2 millones más que en el mismo mes del año pasado.

Este dato se conoce una semana después de que el Consejo Vasco de Finanzas cerrara 2019, ejercicio en el que se logró un nuevo récord de recaudación al alcanzarse los 15.469,5 millones, un 3,3 % más que el año anterior.

El buen arranque de la recaudación este año de debe al buen comportamiento de Bizkaia, ya que tanto Gipuzkoa como Álava cerraron enero con el capítulo de ingresos en negativo, aunque esto es algo habitual en los primeros meses del año debido a que en impuestos como el IVA y el Impuesto de Sociedades suele haber más devoluciones a los contribuyentes que ingresos.

La Hacienda de Bizkaia ha recaudado en enero 830,5 millones, un 8,6 % y 66,3 millones más que el año pasado, lo que ha permitido compensar la menor recaudación de Álava, que ha ingresado algo más de 2 millones (frente a los 3,7 de hace un año), y sobre todo permite paliar la recaudación negativa de Gipuzkoa en 12 millones.

Este último territorio también cerró con cifras en rojo en enero de 2019, aunque esa recaudación negativa se quedó entonces en 6 millones, la mitad de ahora.

En Bizkaia, en el capítulo de impuesto directos, el IRPF creció un 4,3 % -con especial alza de las retenciones de trabajo (6,6 %)- y el Impuesto de Sociedades un 27,4 %. La imposición indirecta ascendió por su parte un 21,6 %, con un auge del IVA de gestión propia del 184,4 %.

En Gipuzkoa y en Álava los mayores ingresos obtenidos mediante el IRPF no permitieron neutralizar las cifras negativas registradas en el Impuestos de Sociedades y en el IVA, una situación que no es extraño que se produzca en el arranque del ejercicio. EFE


Compartir

Dejar respuesta