Bilbao trata de vender el edificio otra vez

Las haciendas forales ingresarán este año 1.328,8 millones de euros más de lo previsto inicialmente (+9,3 %), un dinero extra que se utilizará para impulsar inversiones, evitar el endeudamiento y gestionar «con mayor tranquilidad».

El Consejo Vasco de Finanzas (CVF), órgano que aglutina al Gobierno Vasco, las diputaciones y Eudel, ha calculado este viernes que este año se ingresarán vía impuestos 15.578,8 millones: 2.443,9 en Álava, 7.958,7 en Bizkaia y 5.176 en Gipuzkoa.

De cara al año que viene la estimación es recaudar un 4,6 % más y llegar hasta los 16.290 millones: 2.547 en Álava, 8.386,8 en Bizkaia y 5.356,4 en Gipuzkoa.

Este alza tiene en cuenta la «consolidación en el avance de la actividad económica» tras la irrupción de la pandemia y la próxima gestión de tres nuevos impuestos (ventas por internet y tasas Tobin y Google), cuyo impacto recaudatorio se calculó en 220 millones cuando en julio se acordó su traspaso a Euskadi.

En la rueda de prensa posterior al CVF el consejero de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, ha explicado que estas cifras permitirán unos presupuestos «en clave de inversión pública, de relanzamiento de la economía vasca y del bienestar», ayudarán a «recuperar los niveles perdidos por la pandemia» y a dar «un fuerte impulso a la necesaria transformación económica».

Ha apelado en todo caso a hacer un uso «responsable» de estos recursos porque aunque este año y el que viene se hayan eliminado las reglas fiscales, es previsible que vuelvan a imponerse en 2023, al tiempo que ha llamado a evitar «un desbocamiento de la deuda» porque «luego hay que pagarla».

Las cuentas públicas del año que viene se harán por primera vez con la metodología de la nueva Ley de Aportaciones, aprobada la semana pasada tras diez años prorrogada, que contempla que tanto el Gobierno Vasco como los Ayuntamientos reciban más dinero de lo recaudado por las diputaciones.

En concreto el Ejecutivo recibirá el próximo año casi 11.004 millones, es decir 1.385 millones y un 14,4 % más que en este ejercicio. En el caso de los consistorios, la cifra se conocerá la semana que viene cuando está previsto que se reúnan los consejos de finanzas de cada territorio, según ha precisado el presidente de Eudel, Gorka Urtaran.

En cuanto al fondo general de ajuste, que se activa cuando un territorio no llega al 99 % de lo que debe aportar, contará con 113,8 millones en 2022, de los cuales 64,5 serán para Álava y 49,3 para Gipuzkoa.

Aunque este año no rigen las reglas fiscales, los objetivos de déficit y deuda se consideran «tasas de referencia» y en el caso de las diputaciones se han fijado en el 0,2 % del PIB, es decir 157,1 millones que se repartirán entre los territorios en función de los porcentajes recogidos en la Ley de Aportaciones, ha explicado Azpiazu, que ha considerado que «no es el momento» de hacer una reforma fiscal.

Por su parte el diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria, ha reconocido sentirse «optimista» ante las previsiones de recaudación, pero ha apelado a «ser muy responsable porque hay una serie de incertidumbres» como la «crisis de la cadena de suministros» y la «situación energética» que son problemas «globales pero tienen afección local».

«Nos toca seguir con tensión, con los dientes apretados» y «acertar» con inversiones «responsables y sostenibles», ha añadido.

Su homólogo guipuzcoano, Markel Olano, ha confiado en que los presupuestos que saldrán de este auge recaudatorio sirvan para superar la crisis sanitaria y económica, para lo que deben pivotar sobre dos principios básicos: la apuesta por la competitividad y la lucha para que no se incrementen las desigualdades.

El alavés Ramiro González ha celebrado que la recuperación económica sea «más rápida e intensa» de lo esperado y ha defendido las «potentes» previsiones de recaudación para 2022, que reflejan «la capacidad de la economía vasca» para superar la crisis pese a algunas «amenazas» internacionales. Ha anunciado además que los presupuestos de Álava del año próximo serán los «más inversores» de la historia.

El presidente de Eudel se ha felicitado por los mayores recursos con los que contarán los municipios en 2022 y ha asegurado que los ayuntamientos seguirán gestionando desde la «empatía con las familias y las empresas». EFE


Compartir

1 Comentario

Dejar respuesta