Primer servicio que elimina la cita previa en Vitoria

La Hacienda alavesa recaudó hasta abril 520 millones de euros, lo que supone un 3,5 % más respecto al primer cuatrimestre del año anterior, un periodo marcado por las medidas para paliar los efectos de la pandemia.

A través de los impuestos directos, la Diputación alavesa ha recaudado 236,7 millones de euros, el 7,7 % menos. Entre ellos destaca el IRPF que aporta a las arcas forales hasta abril 201,5 millones de euros (-9,9 %), con un crecimiento de las retenciones de trabajo del 8,8 %.

La recaudación por pagos fraccionados y la cuota diferencial del impuesto son las que más han sufrido la caída, 7 y 32,3 millones de euros, respectivamente.

La caída de los pagos fraccionados es consecuencia de la anulación de la obligación del ingreso por parte de los autónomos, una de las medidas adoptadas por la Hacienda alavesa por la crisis.

Por su parte, la cuota diferencial del impuesto refleja el adelanto de las devoluciones de la campaña de IRPF con respecto al año anterior, en el que se atrasó la atención presencial en las oficinas de Hacienda como consecuencia de las medidas sanitarias adoptadas parta hacer frente a la covid.

Por el Impuesto de Sociedades Álava ha recaudado 26,4 millones de euros, el 18,2 % más, un importe que no es «demasiado significativo» y que en estos primeros meses del año refleja los ingresos por retenciones del capital, por ganancias patrimoniales y por la cuota diferencial del impuesto.

Los impuestos indirectos, que reflejan de forma más inmediata la actividad económica, han aportado en este primer cuatrimestre del año 251,6 millones, el 17,2 % más que el mismo periodo de 2020.

La recaudación por IVA ha alcanzado un total de 159,1 millones de euros, lo que supone un 16,9 % más que en el mismo mes del año anterior.

Al igual que lo que ocurrió en marzo, tanto el ingreso bruto como las solicitudes de devoluciones de este impuesto son inferiores a las del año anterior, si bien las solicitudes de devolución han disminuido en mayor proporción que los ingresos.

Por ello, el neto de la recaudación por este impuesto ha aumentado, a pesar de que las devoluciones se están adelantando en la medida de lo posible para facilitar la financiación de autónomos y empresas.

Por su parte el impuesto sobre hidrocarburos aportó 61,1 millones de euros, un 25,2 % más, un incremento «acusado», aunque este dato no es reflejo exacto del incremento de la actividad económica, recuerda la Diputación.

La diputada alavesa de Hacienda, Itziar Gonzalo, ha explicado que pese a que los datos siguen estando «distorsionados» por el efecto de las medidas adoptadas para hacer frente a la covid, la recaudación acumulada hasta abril indica que la actividad económica «se va recuperando». EFE



Dejar respuesta