tubacex despidos

Acualización: La dirección de Tubacex y el comité de empresa volverán a reunirse el próximo lunes para «seguir trabajando y buscando una solución al conflicto» laboral que viven las plantas alavesas de Llodio y Amurrio, que están paradas por una huelga que cumple ya 219 días.

Este viernes las dos partes se han reunido por segunda vez esta semana en la sede del Gobierno Vasco y como en la anterior cita del miércoles en el encuentro ha participado la viceconsejera de Trabajo y Seguridad Social, Elena Pérez.

Al término del encuentro de hoy las partes se «han emplazado al próximo lunes para seguir trabajando y buscando una solución al conflicto», según ha informado el comité.

La pasada semana terminó sin acuerdo la negociación sobre un nuevo ERTE planteado por la dirección con un duración hasta finales de año.

El comité reclama a la dirección que no recurra en el Tribunal Supremo, como ha anunciado, la sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco que declaró nula la destrucción de 129 empleos y obligó a la empresa a readmitirlos.

También exige que haya un compromiso de mantenimiento del empleo hasta 2024 para poner fin a la huelga.

La empresa ha dicho por su parte que solo renunciaría a ese recurso si previamente la representación de los trabajadores acepta negociar, pactar y firmar una solución que dé viabilidad futura a las plantas alavesas.

Además la dirección ha ofrecido que durante el tiempo de aplicación del ERTE los trabajadores generen el 100 % de las vacaciones. EFE

 

¿El viernes llegará la solución a Tubacex?

La dirección de Tubacex y el comité de empresa han acordado reunirse de nuevo este viernes para buscar una solución que pueda resolver el conflicto laboral que tiene paralizadas las fábricas alavesas de Llodio y Amurrio tras 217 días de huelga ininterrumpida.

Este miércoles ambas partes han celebrado un encuentro en la sede del Gobierno Vasco en el que también ha participado la viceconsejera de Trabajo y Seguridad Social, Elena Pérez.

Fuentes de esta consejería consultadas por Efe han explicado que la viceconsejera ha asistido para conocer de primera mano las diferentes posturas y las posibilidades de encontrar una solución, «al igual que hace» con otros conflictos laborales y que el Departamento de Trabajo está «contento» con la predisposición que han mostrado ambas partes.

Al término de la cita, el comité ha señalado que cada parte ha puesto encima de la mesa sus puntos de vista y se han emplazado para una nueva reunión dentro de dos días, en la que también estará el Gobierno Vasco, «para buscar una solución que satisfaga a las partes y resuelva el conflicto».

La pasada semana terminó sin acuerdo la negociación sobre un nuevo ERTE planteado por la dirección con un duración hasta finales de año.

El comité reclama a la dirección que no recurra en el Tribunal Supremo, como ha anunciado, la sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco que declaró nulo la destrucción de 129 empleos y obligó a la empresa a readmitirlos.

También la dirección ha ofrecido que durante el tiempo de aplicación del ERTE los trabajadores generen el 100 % de las vacaciones.

Hoy jueves, coincidiendo con el debate de Política General que se celebra en el Parlamento Vasco, trabajadores de Tubacex han organizado una caravana de coches entre Llodio y Vitoria. EFE

Trabajadores de Tubacex recogen firmas para decidir si sigue o no la huelga

Trabajadores de las plantas de Tubacex de Llodio y Amurrio han iniciado una recogida de firmas para que se convoque una asamblea en la que se vote si se continúa o no con la huelga, que ha cumplido ya más de 200 días.

Fuentes del comité han indicado que un grupo de trabajadores ha remitido una comunicación informando a este órgano de la recogida de firmas que por el momento suma 178 adhesiones, número que no llega aún al 33 % de la plantilla necesario para la convocatoria de una asamblea.

Las mismas fuentes han indicado que están a la espera de ver cómo se desarrolla esa recogida de firmas y de la reunión que mañana tienen previsto mantener en Vitoria con la dirección de Tubacex «a petición» del Gobierno Vasco.

La pasada semana terminó sin acuerdo la negociación sobre un nuevo ERTE hasta finales de año en las plantas de Llodio y Amurrio.

Además los trabajadores de ambas instalaciones llevan más de 200 días en huelga por el ERE que destruyó 129 empleos, que fue judicializado y que el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco declaró nulo obligando a la empresa a readmitir a los trabajadores.

El comité reclama a la dirección que no recurra en el Supremo esa sentencia y que haya un compromiso de mantenimiento del empleo hasta 2024 para poner fin a la huelga. La empresa por su parte ha afirmado que solo renunciaría a ese recurso si previamente la representación de los trabajadores acepta «negociar, pactar y firmar» una solución que dé viabilidad futura a las plantas alavesas. EFE


Compartir

Dejar respuesta