La concejala de Deporte y Salud, Livia López, es un poquito exagerada (mucho). Ha dicho que el paso de la Vuelta por Vitoria hubiera supuesto un gasto publicitario de «varios millones de euros».

Se refiere a que si hubiera pagado como publicidad todo el tiempo de la carrera en televisión donde se veía Vitoria y Álava, ese espacio costaría lo equivalente a una campaña publicitaria de «promoción turística de varios millones de euros».

No es la concejal más lucida de Vitoria.

Una análisis publicitario muy simplón que le lleva a la exageración. ¡Todo por el marketing! También es cierto que cuando Urtaran se puso al otro lado de la valla obtuvo mucha repercusión. Esas cosas ayudan.

Tratando de dar seriedad al impacto que tuvo para Vitoria-Gasteiz acoger la jornada de descanso y la séptima etapa de La Vuelta 2020, hay elementos que sí son más creíbles.

En conjunto, una docena de establecimientos hoteleros del territorio registraron 1.474 pernoctaciones, de las que 1.110 se produjeron en Vitoria-Gasteiz. Pese a las importantes restricciones por la necesidad de establecer una burbuja sobre toda la infraestructura de esta prueba deportiva, se pudo albergar en hoteles vitorianos la parte más sustancial del grupo de personal  de organización, deportistas, personal técnico de los equipos, árbitros, personal de la caravana comercial y periodistas acreditados.

A los ingresos de la actividad hotelera se suman los generados en la actividad hostelera y de restauración, así como en sectores como el de suministro de combustibles y otras ramas económicas sobre las que La Vuelta también tuvo efecto indirecto.

 



3 Comentarios

  1. Los que son capaces de asegurar que tal o tal día hay 23.547 contagiados o 331 muertos por el virus que todo lo justifica, los que son capaces de decretar sin tener putaidea de lo que decretan, son capaces de asegurar que han ahorrado «varios» millones en el paso de la «vuelta». Sin decir cuánto han pagado por el evento de interé nacioná. Igual porque no se puede y no se quiere, que los gastos de la «vuelta» son como los de la «casa real».

Dejar respuesta