catedral santa maria iluminación estrena

La catedral Santa María de Vitoria ha incorporado la realidad virtual a su programa de visitas guiadas al templo y las murallas, con el objetivo de que los visitantes puedan viajar en el tiempo y conocer los orígenes y la evolución tanto del edificio como de la propia ciudad.

Esta experiencia, desarrollada con el apoyo y la financiación del Departamento de Fomento del Empleo, Comercio y Turismo de la Diputación Foral de Álava, se basa en la utilización de dispositivos autónomos de realidad virtual que trasladarán a los visitantes al siglo IX para completar un recorrido visual por la historia de la catedral y de la ciudad.

La segunda teniente diputado general y diputada foral de Fomento del Empleo, Comercio y Turismo, Cristina González, y el gerente de la Fundación Catedral Santa María, Jon Lasa, han presentado esta nueva herramienta y han destacado la importancia de incorporar este tipo de elementos al programa de divulgación de los trabajos de recuperación del patrimonio.

González ha explicado que el objetivo de este proyecto es enriquecer las visitas a la catedral y a la muralla para «seguir sorprendiendo» a quienes las visitan por primera vez y dar razones a quienes ya las conocen para «redescubrir esta joya del patrimonio histórico artístico».

La inmersión visual que proporciona la realidad virtual parte de la selección de tres espacios representativos: la plaza Santa María, el cantón de Santa María y la Torre Campanario. En cada uno de ellos, los visitantes tendrán la oportunidad de ponerse las gafas de realidad virtual y trasladarse en el tiempo gracias a unas piezas audiovisuales generadas en 360 grados.

El primer escenario es la plaza de Santa María, donde se podrá descubrir la evolución de la primitiva Vitoria desde el asentamiento altomedieval que va surgiendo durante el siglo IX hasta la construcción de la primera iglesia de Santa María en el siglo XII, génesis de la actual catedral.

El segundo escenario se sitúa en el cantón de Santa María y traslada al visitante a las puertas de acceso a la ciudad. En el siglo XII Vitoria inició la construcción de la muralla y una de sus puertas de acceso se ubicó en la zona norte.

En la segunda mitad del siglo XIV, las obras de la nave de la catedral obligaron al traslado de la puerta unos metros a la derecha y, posteriormente, en la segunda mitad del siglo XVI se volvió a trasladar la puerta a la actual calle Fray Zacarías.

En este segundo escenario, además de la reconstrucción de la puerta, también se ha recreado virtualmente todo su entorno, lo que permite al visitante ver los caminos, la construcción de la torre de la catedral, la necrópolis extramuros de Santa María, la torre de los Anda, el convento de Santo Domingo y el resto de la ciudad medieval.

Por último, el tercer punto trasladará virtualmente a los visitantes hasta el campanario de la catedral, a 60 metros de altura, desde donde podrán contemplar una panorámica de la ciudad actual y una recreación de la evolución de Vitoria.

Esta experiencia se completará con una visita a las criptas de la catedral y la muralla de la ciudad. EFE


Compartir

Dejar respuesta