El alpinista Juanito Oiarzabal grabará durante el próximo mes un documental con su hijo Mikel y con Sebastián Álvaro en el Karakórum (Pakistán), donde se despedirá del intento de hollar por segunda vez las 14 cimas más altas del planeta.

El montañero vitoriano partirá este miércoles hacia una cordillera que ha tenido mucho significado en su carrera profesional, que le ha hecho convertirse en una referencia mundial del alpinismo al convertirse en 2001 en el tercer alpinista en el mundo en conseguir las 14 montañas más altas del mundo sin oxígeno suplementario.

Además, buscó ser el primero en repetirlo junto con Alberto Zerain, pero una embolia pulmonar en el Dhaulagiri en el 2016 y la muerte de Alberto en el Nanga Parbat, en el 2017, le hicieron posponer su proyecto cuando al vasco le faltaban solo 4 ochomiles para completar la hazaña.

En las próximas semanas grabará un documental en Mosses, una montaña de 5.250 metros de altura desde la que se pueden ver cinco de los 14 ochomiles, que da origen al K2 (8.611 metros de altura), la segunda montaña más alta del mundo, y en la que Juanito Oiarzabal perdió en 2004 los diez dedos de sus pies.

El alpinista vitoriano aprovechará para mostrar a su hijo el proyecto de ayuda humanitaria en el valle de Hushé desarrollado la Fundación Sarabastall desde hace veinte años, que se compromete con la educación y el progreso de las poblaciones locales, que tanto han significado para el alavés en sus expediciones.

Con este documental Juanito Oiarzabal comenzará a dar forma a una serie de proyectos que dará a conocer a su regreso del Karakórum. EFE


Compartir

Dejar respuesta