Vitoria: CARTA del joven agredido por encapuchados: Tengo miedo en la UPV

14
entreseccion_noticia

(EFE).- El joven universitario agredido el pasado 30 de noviembre en el campus alavés de la Universidad Pública Vasca (UPV-EHU) ha reconocido que siente un «enorme miedo» a estar solo en este recinto, del que ha dicho que «no es un lugar de paz» porque en él persiste un «reducto de lo peor que ha existido» en Euskadi: «la violencia radical».


Este joven, que quedó inconsciente tras recibir una paliza por parte de un grupo de encapuchados cuando salía de una asamblea de una organización en defensa de la unidad de España a la que pertenece, ha remitido una carta a la rectora de la UPV-EHU, Nekane Balluerka, en la que señala que siente ahora la necesidad de hablar sobre esa agresión, que motivó su ingreso hospitalario y una operación quirúrgica.

En su misiva, a la que ha tenido acceso Efe, este joven quiere hacer frente a comentarios que dice haber escuchado, en los que se lamenta que la UPV-EHU sea conocida por hechos como la paliza de la que fue víctima.

«Cuando no se es capaz de garantizar la seguridad de un individuo, se niega la realidad y se muestra una preocupación que luego resulta ser falsa, ocurren este tipo de cosas», indica este joven, quien afirma que es el mayor interesado en que esta universidad fuese el «lugar libre y democrático» que, en su opinión, debería ser y no es.

En este sentido, denuncia que la UPV-EHU «no es un lugar de paz» porque en ella pervive un «reducto de lo peor que ha existido» en Euskadi, en referencia a la «violencia radical» que «sigue aquí, en el País Vasco, en Vitoria y en la UPV».

Por ello, afirma sentir un «enorme miedo a estar solo» en el campus porque es consciente de que hay personas que quieren verle en «la peor situación» en incluso desean «que desaparezca». Asegura sentir también angustia cuando camina por las calles de la capital alavesa, donde también confiesa tener dificultades para no estar acompañado, por tener que «aguantar miradas» que le llevan a pensar «lo peor».

En su carta reprocha a la autoridades universitarias su poca diligencia para retirar pancartas y material en defensa de los presos de ETA, a pesar de que él y compañeros de su organización lo han reclamado en varias ocasiones. «Nos daba la sensación de ser estudiantes de segunda para una parte de la dirección de la universidad», considera en su escrito, en el que también agradece las muestras de apoyo recibidas.

Cuestiona que sean suficientes los medios humanos y técnicos actuales para garantizar la seguridad en el campus alavés y traslada a Balluerka que debe sentirse afortunada por tener entre su personal a profesores que «se han desvivido» por él.

«Esa gente es la que merece la pena de la UPV, las buenas personas que muestran el verdadero apoyo ante estas situaciones y no el politiqueo generalizado que abarca todo, incluso una noble institución como la universidad», concluye la carta, en la que aclara que la rectora no ha mantenido contacto «constante» con él. EFE

La UPV/EHU dice estar a disposición del alumno agredido para darle amparo

EFE).- La UPV/EHU ha asegurado hoy que «ha estado y sigue estando a disposición» del estudiante del campus de Álava agredido por extremistas hace dos meses, para «seguir proporcionándole el amparo y apoyo necesarios para garantizar su seguridad personal y el desarrollo de su actividad académica».

El equipo rectoral de la institución académica vasca, dirigido por Nekane Balluerka, ha respondido de esta manera en un comunicado a la carta que el alumno agredido ha dirigido a la rectora, en la que entre otras cosas afirma tener miedo de estar sólo en el campus de Álava, cuestiona que sean suficientes los medios humanos y técnicos actuales para garantizar la seguridad en el mismo y dice que la rectora no ha mantenido contacto «constante» con él.

En su respuesta, el equipo rectoral matiza que «no va a entrar en ningún caso a valorar, contradecir o desmentir distintos aspectos de la carta referidos a impresiones, sentimientos o consideraciones subjetivas -desde luego respetables- de una persona que ha padecido una agresión tan grave e inaceptable como esta».

No obstante, aclara que el vicerrector del Campus de Álava y el decano de la Facultad de Letras, en la que cursa sus estudios el agredido, «han estado en contacto en diversas ocasiones con el alumno agredido, poniéndose en todo momento a su disposición, tanto para cuestiones personales como académicas».

Precisa también que la Universidad pública vasca, «ha estado y sigue estando a disposición de nuestro estudiante» a través del vicerrector del Campus de Álava, máxima autoridad académica en ese territorio, remarca, y revela que había prevista una reunión con la víctima el mes de febrero.

La UPV/EHU recuerda que a instancias del equipo rectoral y de la Facultad de Letras de Vitoria, «condenó enérgicamente la agresión en cuanto tuvo conocimiento de ella. Lo hizo de palabra y de obra, mediante una concentración, distintas declaraciones públicas y la adopción de medidas de seguridad específicas, acordadas con nuestro alumno, y que obviamente no se han hecho públicas». EFE

Compartir

14 Comentarios

  1. La universidad es tan sólo uno de los lugares inseguros de Vitoria, en los colegios públicos hay personas que también sufren inseguridad debido a bullying y acoso desde primaria y los responsables de estos colegios se limitan a decir que ha podido ser un hecho puntual o accidental, no hacen nada tan solo dicen que «van a estar más atentos» y «vigilar. Así los acosados e intimidados no se encuentran en un entorno seguro, comienza para ellos el fracaso escolar, y los acosadores se sienten los amos, los intocables, se empiezan a formar en los colegios como futuros delincuentes y maltratadores de la ciudad de Vitoria. Esto es lo que se permite en la ciudad de Vitoria Gasteiz y los ciudadanos pequeños o mayores vivimos esa inseguridad.

  2. Todos conocemos la triste realidad de Euskadi y la falta de empatía con las victimas. Algunos comentarios parece que justifican que unos encapuchados te lichen por opinar diferente.

  3. En algo se habrá avanzado, pero es evidente que a pesar de vivir en pleno siglo XXI en Euskadi seguimos igual: no puedes expresarte con libertad y si lo haces tu persona y tus bienes pueden correr serio peligro si tu opinión (no digamos ya su manifestación) no coincide con la de quienes se creen con derecho a imponer la suya. Así de sencillo. Libertad de acción sólo para algunos.

    Me parece muy preocupante que en el 2019 haya alumnos que en el propio campus de la UPV no se sientan seguros como se sentirían de estudiar en Sevilla, en Oxford o en la Cochinchina. ¿Pero dónde estamos, señora rectora, señores políticos…?. ¿Creen que pueden bajar la guardia, dormir a pierna suelta y mostrarse tranquilos?. ¿Es ésto de lo que podemos sentirnos orgullosos en Euskadi?.

  4. Señora Balluerka, está claro que ni el estudiante agredido, ni el resto de l@s estudiantes de la UPV (excluyo a los que con la excusa de estudiar utilizan el campus para otros fines), ni el resto de l@s ciudadan@s vasc@s, consideramos que haya respondido con contundencia y dos c…s al grave problema al que nos referimos y que todos sabemos.

  5. Se acercan las elecciones y aspirará a tener un hueco en las listas, por eso busca intencionadamente relevancia y notoriedad en los medios de comunicación.

    • Muy bien Julia, por la misma regla de 3, las mujeres agredidas que denuncian, lo único que quieren es que les den una paga.

      Con gente como tú, que banaliza el sufrimiento de «los otros», se ha construido esta Euskal Herria supremacista y sin ética

  6. porque no estos dirigentes universitarios hicieron lo que habian prometido hacer plantar una querella contra el lider del p.p. ALFONSO ALONSO , POR UNAS MANIFESTACIONES ,PUES MUY SENCILLO PORQUE EL SR ALONSO LES DIJO LA VERDAD DE COMO UNOS ETARRAS —-ETA SIGUE SIN DESAPARECER— MANDAN EN LA UNIVERSIDAD VASCA Y ESO ES ASI SEÑORA RECTORA Y UD CONSIENTE QUE ASÍ SEA POR LO QUE SIGO ESCUCHANDO,ANIMOS JOVENES LUCHAR POR LA LIBERTAD

Dejar respuesta