Los fenómenos que comenzaron a fabricar las viseras mágicas con impresoras 3D para que los sanitarios vitorianos no se contagien están ya dando un paso más.

Investigan y prueban elementos para crear respiradores automáticos junto al equpo Area 61 y Gamaker.

Alguna de las piezas ya están impresas en 3D y otras se cortan a láser. Tiene ya un prototipo.

Trabajan conjuntamente Enrique, el científico, con Marcos, fisioterapeuta de Santiago, con Kintxo en la modificación de diseños y con Joseba que proporciona material de madera.

«Ahotra toca hacer los cálculos para los valores a programar en el flujo de aire, capacidades y demás.», nos cuenta Iker Martínez.

Añade que «se trabaja diariamente con ello». «Se siguen calculando los parámetros a modificar y en cuanto esté, avisaremos a la unidad de investigación de Osakidetza».

VIDEO:

 


Compartir

Dejar respuesta