Se llama Iker Martínez y es coordinador de Covideuskadi. Trabaja con todos los voluntarios encargados de hacer viseras mágicas en impresoras 3D. Huye de protagonismos individuales, pero es inevitable ante la magnífica labor que están haciendo 1.300 personas en Euskadi para crear el soporte de mascarillas que salven vidas en los hospitales.

Se están dando la paliza, pero siempre serán recordados. Son otros héroes más de esta crisis. Se unen a todos los que están haciendo posible luchar contra el coronavirus.

Tenemos un vídeo de Iker en el que nos cuenta como han sido las últimas horas de esfuerzo. No para de dar las gracias. A sus compañeros y las empresas que le están ayudando.

Y tampoco olvida en su agradecimiento al equipo de coordinadores: Saul, Katu, Eneko, Alberto, Lizar e Iván.

Y curiosamente, pide disculpas también.

Disculpas por no poder responder a todos los mails que tiene en cola desde hace días. Pero ha dicho que esta noche va con ellos.

No hay nada que perdonar.

VIDEO:


Compartir

2 Comentarios

  1. Iker, esta mañana he utilizado por primera vez una de vuestras viseras mágicas y … todavía me dura la sonrisa.
    He podido sustituir las agobiantes gafas que componen nuestro EPI por vuestra visera, que pienso seguir utilizando hasta que se desintegre. Al menos hoy ha superado las numerosas desinfecciones a las que con mucho cuidado la he sometido. Gracias por pensar en nosotr@s, y por dedicar tanto tiempo y esfuerzo para facilitar nuestra labor. ¡Qué grandes sois!.
    Un gran abrazo virtual.

Dejar respuesta